Trece años después, los Mavs no disputarán los Playoffs

Se veía venir después de las derrotas ante Lakers y Nuggets la semana pasada, pero hasta la lamentable derrota de anoche ante los Phoenix Suns no se certificó: 13 temporadas después, los Playoffs de la NBA no contarán con los Dallas Mavericks entre sus participantes.

Los Suns habían perdido sus 10 partidos anteriores, sus 10 últimas visitas a Dallas, habían jugado la noche anterior en Houston y son últimos de la Conferencia Oeste. Pero dió igual.

"Esta temporada hemos sufrido muchas derrotas terribles" decía Dirk Nowitzki. "Hoy hemos sumado otra más".

"Supongo que les hemos subestimado y ellos han jugado con más ganas" decía Shawn Marion.

"Creo que vimos su récord y su racha y dimos la victoria por hecha. No puedes hacer eso" decía Vince Carter.


Ahora los Mavs jugarán sus últimos 4 partidos sabiéndose prácticamente en tierra de nadie con el pick 13 de cara a la lotería y jugando por orgullo, si es que queda algo.

"Me da igual que ya no tengamos opciones, en estos últimos partidos quiero seguir jugando lo mismo que hasta ahora" aseguraba Nowitzki después de la derrota.

Pero, realmente, ¿para qué? El único objetivo que pueden marcarse los Mavs ahora es tratar de terminar la temporada con el récord al 50%, y, en mi opinión, mantener a Nowitzki con los mismos minutos y arriesgarse a que sufra algún tipo de lesión no merece la pena, más viendo los primeros meses de esta temporada sin el alemán.

"Si Dirk no se hubiese lesionado ahora mismo estaríamos luchando por el 5º o 6º puesto seguro" aseguraba Mark Cuban antes del partido.

Y seguramente tenga razón. Pero lo mismo podrían decir los Minnesota Timberwolves de su plaga de lesiones, o los mismos Lakers, o los Jazz con la lesión de Mo Williams, etc. El caso es que esta plantilla hecha a base de parches no ha dado mucho más que eso, y eso es un bajón para las aspiraciones que han tenido los Mavs durante más de una década. En verano parecía que los parches podrían unirse y la tela quedaría reforzada. Pero finalmente cada parche ha quedado por su cuenta y la tela terminó por romperse. 

Ahora los Mavs se enfrentan también al que quizás sea su verano más importante desde hace 12 años. Nowitzki ya ha dicho que no quiere pasar otra temporada como ésta, pero al mismo tiempo ha recalcado que quiere terminar su carrera en Dallas. En mi opinión cualquier intento de sugerir que el alemán podría abandonar Dallas el verano que viene si se pasa por otra temporada de malos resultados es ir demasiado lejos, ya que no creo que Nowitzki se marchase ni por esas. Pero esperemos no tener que llegar a esas especulaciones el verano que viene y que Cuban y Donnie Nelson hagan el trabajo necesario este verano para volver a tener un equipo competitivo de verdad. Y no va a ser sencillo, pero, por si ayuda, Dirk ya se ha ofrecido a tomar el papel de reclutador de agentes libres, algo que nunca había hecho. ASÍ de importante es este verano.

Pero, por desgracia, ya habrá tiempo para hablar de renovaciones, fichajes, traspasos, Michael Carter-Williams, etc. cuando acabe la temporada la semana que viene.

Habrá tanto tiempo como no se veía en 13 años por estos lares.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »