Los Dallas Mavericks desaprovechan una buena oportunidad para ganar en Oklahoma City

Anoche probablemente vimos algunos de los mejores minutos de los Dallas Mavericks en los últimos partidos y quizás en lo que va de temporada. Y, después, volvieron los Mavs de la última semana.

Apoyados en un gran partido de Darren Collison y con buenas contribuciones de Chris Kaman y Shawn Marion, los Mavericks dominaron gran parte del encuentro, llegando a ir 11 puntos por delante y ganando por 10 puntos a lo largo del último cuarto. Hasta ese momento, habían logrado responder uno por uno a todos los golpes que lanzaban los Thunder tratando de remontar.

Pero en los minutos decisivos Kevin Durant y los Thunder se vinieron arriba, y los Mavericks abajo. Si hubo prórroga fue sencillamente por la milagrosa canasta de Darren Collison sobre la bocina, pero lo normal hubiera sido que los Thunder ganasen en el tiempo reglamentario. En la prórroga los Mavs volvieron a luchar y a ir por delante, pero de nuevo cometieron varios errores que les costaron el partido.

"Me gustó lo que vi... simplemente cometimos errores en los momentos clave que no podemos cometer" decía Nowitzki al finalizar el partido.

En este partido también pudimos ver algo poco habitual, y es que Nowitzki, más que probablemente por no estar aún en la forma adecuada y al encontrarse en una mala noche de tiro, rehuyó continuamente responsabilidades en la segunda mitad. Cuando sus compañeros querían buscarle, él se alejaba de la jugada, normalmente hacia la esquina, y mandaba al otro pívot a bloquear. Muy mal tiene que verse el alemán para no asumir responsabilidades.

Quien está claro que se encuentra en un mal momento es O.J. Mayo. Mayo aportó más cosas negativas que positivas, destacando un par de pérdidas claves en el último cuarto y la prórroga, y desaprovechando en el tiempo extra dos de tres tiros libres que habrían empatado el partido a 30 segundos del final.

También generaron dudas algunas decisiones de Rick Carlisle, principalmente la de no tomar su último tiempo muerto del tiempo regular cuando los Dallas Mavericks recuperaron la posesión 1 punto por debajo a 22 segundos para el final. El entrenador prefirió no diseñar ninguna jugada, Mayo acabó perdiendo ese balón y los Mavs llegaron a la prórroga gracias al triple milagroso de Collison.

Globalmente, las sensaciones de los Mavericks fueron mucho mejores tanto en defensa como en ataque. Simplemente, no supieron aprovechar las muchas oportunidades que tuvieron para llevarse un partido que no estaba previsto que ganasen.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »