Fisher y Holger ya están en Dallas

En las últimas horas han llegado a Dallas dos personas que tendrán una influencia directa en el porvenir cercano de los Dallas Mavericks: Derek Fisher, y Holger Geschwindner.


El más mediático ha sido sin duda Derek Fisher. El nuevo base de los Mavs atendió ayer a la prensa y explicó cual espera que sea su rol en Dallas.

"Desde luego que hay cosas en las que puedo ayudar, cosas que puedo decir y hacer diariamente para ayudar a Darren (Collison)" decía Fisher. "Pero no estoy aquí para ponerle en la sombra y estar por encima de él. Vamos a estar uno al lado del otro en esto, y como bases se espera que lideremos al equipo".

"Parte de estar en este negocio es que vas a tener rachas malas como esa" continuaba Fisher sobre Collison. "Aquellos que son capaces de luchar contra estas adversidades y volver y continuar progresando son los que terminan siendo campeones. Por lo que he visto de Darren, creo que tiene lo necesario dentro de él, que quiere convertirse en un gran jugador, y por eso le trajeron. Nuestra relación de irá desarrollando y madurando cada día, y no creo que tengamos ningún problema a la hora de trabajar juntos para sacar lo mejor de este equipo".

Fisher llevará el dorsal número 6, puesto que tiene 5 anillos y quiere seguir jugando para lograr, al menos, uno más, pero también porque le comunicaron que el número 2 no estaba disponible, por lo que cabe suponer que los Dallas Mavericks sí que se plantean retirar el 2 de Jason Kidd.

Rick Carlisle también habló sobre el rol de Fisher y Collison.

"Darren es aún uno de nuestros mejores jugadores y se lo he dejado muy claro a él" decía Carlisle. "Una de las razones pro las que hemos tenido éxito en los últimos años es que hemos tenido jugadores que podrían ser titulares saliendo como suplentes. Hay áreas en las que Darren va a mejorar. Le veo como un chico que aún está desarrollándose. Y no puedo imaginar una mejor situación ahora mismo para él que compartir entrenamientos todos los días con Derek Fisher. Creo que es genial".

El entrenador de los Mavericks no está preocupado por que Collison se tome por las malas su pérdida de la titularidad.

"Darren quiere ganar" excplicaba Rick, "Hablamos mucho todos los días y su mayor motivación es que quiere ganar. Va a ser una gran situación para él y va a ayudar a nuestro equipo".

Mucho más silenciosa fue la llegada de Holger Geschwindner, mentor y entrenador personal de Dirk Nowitzki, el pasado miércoles a la ciudad de Dallas.

Ayer se cumplieron exactamente 6 semanas desde que Dirk Nowitzki pasó por el quirófano, y según los plazos que se dieron en aquel momento y que después confirmó el propio Nowitzki, el alemán debería empezar a entrenar en la pista con sus compañeros en breve, quizás este mismo lunes. Que Holger esté ya en Dallas en un síntoma de que ese momento está cercano.

Mientras, Holger ha ayudado a algún otro jugador de los Mavericks, entre ellos Rodrigue Beaubois, con quien ya estuvo entrenando algunas sesiones durante la pretemporada. El base francés, quien ahora se ha visto relegado a tener que luchar por no ser el 4º base de la rotación, seguro que agradece cualquier ayuda.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »