¿Qué se perderá Nowitzki y cómo afectará su baja a los Mavs?

Ayer se confirmó lo que muchos veíamos venir después de todos los problemas que Dirk Nowitzki estaba teniendo con su rodilla: el alemán pasó por el quirófano para ser sometido a una artroscopia y los Mavs ponen su fecha de regreso a las pistas en 6 semanas desde este momento.

Sobre la operación, el comunicado de los Mavericks dice que todo ha salido bien, pero no da más detalles. Por otra parte, 6 semanas en una operación sencilla como esta es, cuanto menos, conservador, y más cuando Nowitzki tiene un historial de volver de lesiones bastante rápidamente. Desde algunos medios se apunta a que el doctor T.O. Souryal encontró algún problema leve en el menisco que tuvo que reparar, pero que en principio no debería causar preocupación.

Nowitzki insistió al principio del training camp en que había pasado todo el verano fortaleciendo sus piernas, y aunque esto no ha evitado que tuviese que pasar por quirófano, sí que le será beneficioso en la recuperación.

En el comunicado, los Mavs dicen exactamente que Dirk podrá "volver a las actividades en la cancha en un plazo de seis semanas". Esto puede ser contradictorio, ya que podría tratarse de que el jugador pueda volver a entrenar sobre las 4 semanas, como suele ser el caso, y volver a jugar a la quinta o sexta, o, en un caso más pesimista, que sea a la sexta semana cuando empiece a entrenar y, en ese caso, vuelva a jugar a la séptima u octava semana.

En cualquier caso, tomaremos las seis semanas como referencia a que volverá a jugar en seis semanas desde este momento. Eso le haría reaparecer a finales de noviembre o principios de diciembre. Y aquí encontramos un punto positivo.

Desde el comienzo de la temporada el 30 de octubre, hasta el enfrentamiento con los Bulls del 28 de noviembre, fecha estimada para su regreso, los Dallas Mavericks tienen estadísticamente (y basándose en los récords del año pasado) el calendario más fácil de toda la NBA. Sus rivales tuvieron una media del 40,3% de victorias la temporada pasada, y 8 de sus primeros 12 rivales no entraron en Playoffs. Echemos un vistazo más detallado:

30 de octubre en LA Lakers. Inicio de temporada, en el Staples, y, en principio, con los Lakers al completo, incluido Dwight Howard. No empezamos bien. (0-1)

31 en Utah Jazz. Back to back en una de las canchas más difíciles de la liga y ante un equipo que quiere asentarse en Playoffs. (0-2)

3 de noviembre contra Charlotte Bobcats. Primer partido en casa y primera victoria que debería caer. (1-2)

5 contra Portland Trailblazers. LaMarcus Aldridge y Terry Stotts visitan Dallas con unos Blazers en reconstrucción. Serán competitivos pero los Mavs deberían hacer valer su factor cancha aquí. (2-2)

7 contra Toronto Raptors. Otro ex asistente, Dwane Casey, visita Dallas, y debería ser otra victoria local. (3-2)

9 en New York Knicks. Visita a los Knicks de Jason Kidd, con su equipo más completo de las últimas temporadas. Los Mavs pueden dar guerra pero lo lógico sería que cayese para los Knicks (3-3)

10 en Charlotte Bobcats. Los Bobcats podrían poner problemas en la segunda noche de un back to back, pero los Mavs deberían saber arreglárselas (4-3)

12 contra Minnesota Timberwolves. Los Wolves visitarán Dallas con las bajas de Kevin Love y Ricky Rubio. Deberían ser más pesadas para ellos que la de Nowitzki para los Mavs. (5-3)

14 contra Washington Wizards. Otro equipo que llega a Dallas sin uno de sus mejores jugadores, en este caso John Wall. Los Wizards se han renovado con una buena plantilla, pero los Mavs pueden contrarrestarlo. (6-3)

16 en Indiana Pacers. Los Pacers se han convertido en uno de los equipos asentados en la zona noble del Este, y lo lógico sería que la visita de Darren Collison y Dahntay Jones a su ex equipo se saldase con derrota (6-4)

17 en Cleveland Cavaliers. Partido trampa ante uno de los peores equipos la pasada campaña, pero con base joven y en segunda noche de back to back. Las rejuvenecidas piernas de los Mavs deberían poder aguantarlo (7-4)

19 contra Golden State Warriors. Los Warriors son candidatos esta temporada a luchar por los Playoffs, siempre que las lesiones los respeten. Si llegan con todos sanos, incluido Bogut, la victoria podría volar fuera de Dallas (7-5)

21 contra New York Knicks. Jason Kidd regresa a Dallas. Y puede que Mark Cuban esté aún más descontento con él si sus Knicks nos roban un partido (7-6)

24 en LA Lakers. Mala suerte que toque visitar a los Lakers dos veces en el primer mes de competición (7-7).

27 en Philadelphia 76ers. Andrew Bynum suele hacer grandes partidos contra Dallas, pero, simplemente por igualar el balance al final, me tomaré la licencia de darle este partido a los Mavs (8-7)

28 en Chicago Bulls. Aun sin Derrick Rose, los Bulls serán uno de los equipos más duros de la liga. Y más en, nuevamente, la segunda noche de un back to back. (8-8)

De esta forma, simplemente especulando y con algunas licencias, el cálculo es que los Mavericks podrían terminar estos 16 partidos sin Nowitzki con el balance al 50%. Siempre hay que tener en cuenta que la plantilla de los Mavs es nueva y no se puede saber con exactitud qué esperar, y, también, que Nowitzki podría perderse menos o más partidos que los 16 señalados, claro.

¿Qué cambios hará Carlisle al quinteto?

Lo lógico sería pensar que seguirá el mismo plan que en los últimos amistosos, es decir, colocar a la pareja Brand - Kaman como titulares, pero Rick asegura que no está decidido. A Carlisle no le gusta cómo lo está haciendo la pareja en defensa.

"No sé quién va a ser titular" decía ayer Carlisle. "No lo hemos estado haciendo muy bien con los dos (Kaman y Brand) de inicio. Estamos trabajando algunas cosas y viendo qué podemos hacer. Vamos a jugar mucho smallball. Y vamos a tener que hacer que funcione".

Las posibilidades con las que cuenta Carlisle son diversas, aunque la mayoría implica utilizar el smallball que él reconoce que van a utilizar. Lo normal sería que Brand fuese quien entrase como suplente, y después son varias las alternativas: Brandan Wright, manteniendo un quinteto grande de inicio; Vince Carter o Dahntay Jones, moviendo a Shawn Marion al puesto de 4; o Jae Crowder, puesto que tanto él como Marion pueden jugar tanto de 3 como de 4.

Sea como sea, la baja de Nowitzki abrirá huecos y minutos para más gente, y hay dos jugadores que pueden ser los máximos beneficiados: Brandan Wright y Jae Crowder. Ambos podrían ver su presencia incrementada, y en el caso de Crowder es la descripción exacta de cómo Carlisle asegura que van a suplir la ausencia de Nowitzki: "Vamos a tener que jugar con agallas y garra".

Otra de las consecuencias será que se exigirá mucha más anotación al resto de jugadores, tanto interiores como exteriores, pero sobre todo a quien supuestamente es la segunda espada de este equipo: O.J. Mayo. Después de un inicio de pretemporada dubitativo y con problemas en su mano derecha, Mayo parece estar empezando a encontrar su ritmo en los últimos días. Esta puede ser una "oportunidad" para empezar a crecer en importancia en un equipo que va a jugar mucho para él.

Mientras que Mayo debe llevar la voz cantante, Collison, West, Carter y Beaubois no pueden permitirse pasar desapercibidos en ningún partido. Marion, Crowder, Brand y Wright deberían aportar también sus puntos, pero su principal labor seguirá siendo la defensa.

Y luego está Chris Kaman.

Kaman no viajó a Atlanta y no estará hoy disponible para el partido contra los Hawks por unas molestias en el gemelo.

"Vamos a ver qué es eso" decía Carlisle. "Lleva molestándole unos días". Casey Smith se ha quedado en Dallas para comenzar a trabajar en la rehabilitación de Nowitzki, y también con Kaman.

Si Kaman consigue mantenerse sano, y ese es un gran si, debería ser la segunda opción ofensiva, por no decir la "1B". A pesar de sus problemillas físicos su pretemporada está siendo buena y está dando señales de que puede ser clave en el ataque de los Mavs. Sus canastas y movimientos en la zona podrían servir para abrir huecos parecidos a los que conseguiría Dirk Nowitzki o colapsar a las defensas por dentro, y sus compañeros se beneficiarían de ello.

(Nota: Kaman será baja, pero Rodrigue Beaubois jugará en Atlanta)

Vince Carter lo ve todo de una forma muy simple: ". No tenemos presión. Los medios piensan que ahora no vamos a ser buenos, así que, ¿dónde esta la presión? Nadie da un duro por nosotros con o sin él. Así que simplemente tenemos que jugar al baloncesto y dejar que las cosas se pongan en su sitio". 

Rick Carlisle admitió, en algo poco habitual, que los Mavericks "tendrán los ojos muy abiertos" ahora en cuanto a la posibilidad de añadir jugadores al juego interior ahora que Nowitzki estará de baja. Puesto que los 15 jugadores en plantilla tienen contrato garantizado, esto requeriría un traspaso o que se corte a alguno de ellos.

Visto todo con perspectiva, los fans de los Mavericks deberían respirar un poco más tranquilos. Por supuesto que pasar por el quirófano nunca es bueno, y un comienzo de temporada que debería haber servido para construir un buen balance desde el principio puede ponerse rápidamente cuesta abajo. Pero, al mismo tiempo, es mejor que Nowitzki haya pasado ahora por quirófano, en vez de en mitad de temporada, o en vez de jugar toda la temporada con una rodilla problemática. Probablemente sea lo mejor para esta temporada y las siguientes.

"Si os sirve de algo, yo tuve una artroscopia hace dos años y a las seis semanas ya estaba jugando de nuevo al ping pong. No influyó en nada a mi juego". Tío Ricky.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »