O.J. Mayo, en el lugar correcto en el momento adecuado

O.J Mayo lo tiene claro: "Sentí que Dallas es la mejor situación para mi". Y puede que realmente lo sea.

Muchos son los signos que apuntan a que O.J. Mayo podría explotar definitivamente esta temporada. Y el principal es que jugará junto a Dirk Nowitzki, quien a pesar de sus 34 años aún continúa siendo uno de los jugadores que más quebraderos de cabeza da a las defensas rivales y que más espacios genera para sus compañeros. Jason Terry se convirtió en un verdadero especialista en aprovechar la influencia de Nowitzki en los últimos años, y Mayo, una década más joven que Terry y con un juego ofensivo más completo, no debería tener dificultades para hacer lo mismo, más contando con la ayuda de un entrenador como Rick Carlisle.

Mayo puede anotar desde cualquier zona del campo, pero cualquiera puede darse cuenta de que, tras dos primeras temporadas prometedoras en los Grizzlies, las dos siguientes dio un importante bajón en su rendimiento ofensivo. Este bajón se debe principalmente a la decisión de Hollins de convertir a Mayo en el sexto hombre del equipo, lo cual vino acompañado de un bajón importante en sus minutos (que fueron a favor del especialista defensivo Tony Allen) y su protagonismo, el cual ya tenía que compartir anteriormente con Rudy Gay y Mike Conley.

Por esto, creo que no deberíamos contar con que Mayo asuma en Dallas el papel de sexto hombre que tenía Terry. Al igual que con Terry, Carlisle podría convertirle en la segunda opción en ataque, pero no parece que Mayo se haya sentido cómodo como suplente hasta ahora y su intención en Dallas es demostrar que puede ser titular, por lo que esa es la apuesta segura.

Pero sí hay un apartado en el que Mayo debería asumir el papel de Terry: la anotación en el último cuarto. Durante las pasadas temporadas, JET se autoproclamó Mr. Fourth Quarter por la buena cantidad de puntos que anotaba en el periodo decisivo. La temporada pasada, Terry anotó 313 puntos en el último cuarto, dentro del top10 de la liga. Claro que O.J. Mayo anotó 321, algunos más que él. Y mientras que Terry consiguió 49 triples en esos últimos periodos, Mayo logró 43. Segundo y tercero respectivamente que más lograron en toda la liga.

En el sistema de Carlisle, no cabe duda de que O.J. será el principal puntal exterior. Darren Collison también tendrá su papel, lo mismo que Delonte West, Vince Carter o Rodrigue Beaubois, pero Mayo será la principal referencia de perímetro. Y Shawn Marion, Jae Crowder o Jones son especialistas defensivos que no deberían quitarle muchas oportunidades.

A pesar de tener menos estatura, mi impresión es que Mayo, por sus capacidades, recordará a los fans de Dallas a un viejo conocido: Michael Finley.

Finley siempre fue un gran anotador, pero sus temporadas más efectivas, y las que le valieron para ser All Star en dos ocasiones, llegaron cuando Dirk Nowitzki empezaba a atraer a las defensas rivales. Tras promediar 18 puntos por encuentro en sus dos primeras temporadas, Mayo podría beneficiarse por la presencia de Nowitzki de la misma forma que lo hizo Finley (O Terry, o Barea después) y él mismo lo sabe:

"Hemos jugado contra Dallas cuatro veces por año y el pick and roll entre Jason Terry y Dirk era de las cosas más difíciles de parar que te puedes encontrar. Tener la oportunidad de jugar el pick and roll con Dirk mejorará mi juego y definitivamente mantendrá al equipo a un alto nivel".

Otro motivo para creer en la explosión del escolta es su propia motivación. Su contrato con los Mavericks está por debajo de su valor de mercado, y él debe saber que una o dos temporadas malas casi con seguridad le condenarían a no conseguir ni algo parecido al contrato que deseaba este verano. Su motivación es máxima, primero por demostrar que puede ser una referencia ofensiva en la NBA, y segundo por asegurarse su futuro contrato. 

Con un equipo que a priori le viene como anillo al dedo, y más que posiblemente como segunda opción ofensiva en el sistema de Carlisle, mi apuesta es que Mayo superará los promedios de sus primeras temporadas en Memphis.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »