¿Y si los Mavs tienen razón...pero es demasiado pronto?

Ni siquiera ha terminado el periodo de moratoria, pero la temporada ya pinta muy fea para los Dallas Mavericks. A las negativas de Deron Williams y Steve Nash se unen las marchas de Jason Terry y Jason Kidd, y la plantilla de los Mavs empieza a ser un solar con Dirk Nowitzki, Shawn Marion, Vince Carter y Brendan Haywood rodeados de jóvenes proyectos.

En diciembre del año pasado, Mark Cuban explicaba sus movimientos asegurando que "las reglas han cambiado". Hoy, podemos hablar de que, de entrada, su estrategia este verano ha fracasado.

Mientras, en los 6 días que llevamos de periodo de agentes libres se ha movido el contrato de Joe Johnson (90 millones restantes) o firmado contratos nuevos como los de Gerald Wallace (40 millones), Batum (50 millones), Fields (+ de 20 millones), Kevin Garnett (34 millones a los 36 años), Dragic (30 millones), Jeff Green (se rumorea 40 millones), Jamal Crawford (25 millones), etc. Parece que el lockout no ha servido para nada.

Llamadme casero, o ingenuo, sigo pensando que Cuban tiene razón.

A pesar de las normas más restrictivas implantadas en el nuevo CBA, muchos equipos están soltando la chequera con una facilidad pasmosa porque se encuentran con la posibilidad de gastar.

No soy ningún experto, aunque el FAQ de Lary Coon ayuda bastante. Una versión más concisa de las consecuencias del nuevo CBA puede encontrarse en este enlace de ESPN, explicado por el mismo Coon (en inglés). Aquí hay otro resumen en español.

Los equipos que gasten demasiado se verán fuertemente penalizados a partir de la temporada 2013-14, tanto económicamente como en formas de mejorar la plantilla. Eso parece no importar a equipos como Los Angeles Lakers, New York Knicks o Brooklyn Nets, que este verano se han comprometido con buenos jugadores pero una carga de salario abusiva a largo plazo.

Por esto es por lo que los Mavericks han buscado este año contratos de dos años con Terry o acuerdos que no ocupen mucho más allá de las dos temporadas.

Por poner el ejemplo de los Knicks, si fichan a Jason Kidd e igualan la oferta de Jeremy Lin como se espera, en el año 2015 tendrán comprometidos 74.2 millones de dólares en 5 jugadores (Stoudemire, Anthony, Chandler, Kidd, Lin). El luxury tax esta temporada ha sido de 70,3 millones. Y aún quieren preservar la mini MLE para renovar a JR Smith.

En principio, da la impresión de ser un gran equipo. Pero, ¿y si continúa sin ser suficiente para luchar por el campeonato? ¿Si hay lesiones graves o alguno de los jugadores baja mucho su rendimiento? Los Knicks se encontrarán en el año 2015 atados de pies y manos y metidos en el luxury. De acuerdo que en los mercados grandes pueden permitirse pagar el luxury. Pero se encontrarán sin maneras de mejorar la plantilla. Y se pueden contar con los dedos de una mano los dueños de la liga que estarán dispuestos a pagar estas penalizaciones agravadas de manera anual.

Sirvan también como ejemplo Los Angeles Lakers, quienes tienen proyectados 70 millones para la temporada 2013/14 (cuando entran las penalizaciones graves) solamente en Kobe, Gasol, Nash, Peace y Blake y sin contar una renovación de Bynum (o Howard). Al menos los Lakers tienen su amnistía, que posiblemente utilizasen en Metta (quién sabe si Pau, dependiendo de la situación). Los Knicks ya la gastaron.

Personalmente, tengo la sensación de que se acabará demostrando que los Mavs tienen razón. Cuban hablaba de que el mercado tardará un tiempo en ajustarse, y eso pasará en algún momento. Creo que en la temporada 2013-14, cuando entren en vigor las normas más agresivas contra las franquicias con más salarios, muchas de estas van a entrar en modo pánico y buscarán "regalar" jugadores para reducir sus salarios, al mismo tiempo que en algunos casos tendrán que cortarles directamente y utilizar la "stretch provision". Entonces, los equipos que se hayan posicionado bien estratégicamente estarán en posición de dar el golpe.

¿El problema? Aún faltan un año o dos para que esto suceda. Mientras tanto, franquicias que no creen que el nuevo CBA les deba restringir, no se han dado cuenta aún, o crean que eso no sucederá, como los Knicks, disfrutarán de los mejores jugadores a grandes precios. Y otros que entiendan las nuevas normas de esta forma, como Cuban o al parecer los Atlanta Hawks, lo pasarán peor deportivamente pero estarán situados con una mayor flexibilidad a largo plazo.

¿Qué van a hacer los Mavs en este año? Desde luego, no se van a sentar a esperar. Mark Cuban y Donnie Nelson intentarán armar el equipo más competitivo que puedan para ayudar a Nowitzki a digerir mejor esta transición. Quizás tengan un conejo dentro de la chistera. Quizás no. Pero si siguen convencidos de su interpretación del CBA, y deberían estarlo, no entrarán en pánico y firmarán un contrato cuantioso al primero que pase. Es decir, no harán como los Pistons en 2009 con Gordon y Villanueva.

Como franquicia, es lo más sano a largo plazo, aunque es una pena que Dirk se haya encontrado en mitad de todo esto en sus últimos años de carrera. El desmantelamiento fulminante del equipo que fue campeón nos ha dolido a todos, pero seguro que a nadie más que a los competitivos Nowitzki y Cuban.

Intentando no pecar de casero o defensor de lo indefendible, creo que Mark Cuban se ha ganado el poder maniobrar con la franquicia de forma acorde con sus interpretaciones de las nuevas normas. Y aunque la paciencia se agote, se pasen malos tragos deportivos y el futuro parezca oscuro, pienso que los Mavs fans debemos seguir confiando en su visión a largo plazo.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »