Los Mavs se preparan para el Draft en el Combine



En el verano del año 2000, los Mavs seleccionaron al pivot Etan Thomas con el pick 12 del Draft. Thomas no llegó a debutar con los Mavericks, pero su elección viene a cuento ya que el pick 17 que poseen este año los Mavs es el más alto desde dicha elección hace ya más de una década.



Así que, por lógica y por las circunstancias en la que se encuentra la franquicia en la actualidad, para los Dallas Mavericks éste es el Draft más importante de los últimos 12 años.

Y si quieren hacer algo importante en la noche del próximo 28 de junio, será mejor que no sigan la tónica de los últimos Drafts.

El hecho de construir plantillas competitivas a base de traspasos ha convertido el Draft en algo secundario para los Mavs, y los picks en simples monedas de cambio para los intercambios de jugadores. Dejando a un lado el traspaso por el cual se hicieron con Devin Harris, en los últimos 12 Drafts Dallas solo ha sacado dos jugadores aprovechables: Josh Howard y Rodrigue Beaubois. El primero fue un robo al final de la primera ronda de 2003, elegido con el pick 29 y llegando a ser All Star. El segundo por ahora no ha crecido de manera acorde al potencial que se le supone, pero continúa siendo una de las piezas de futuro de los Mavs.

Lo demás, elecciones traspasadas, Maurice Ager, Nick Fazekas, Shan Foster, etc. Nada aprovechable.

Como en muchos aspectos, conviene fijarse de nuevo en el odiado vecino, los San Antonio Spurs, quienes basan su éxito en su big 3, pero al mismo tiempo tienen un historial de aciertos en el Draft que les ayuda a rodear a sus tres puntales de jóvenes talentos (Splitter, Leonard,  Blair, George Hill, Luis Scola - traspasado, Goran Dragic - traspasado, Tony Parker y Manu Ginobili). Y si Mark Cuban quiere hacer un equipo competitivo, una buena forma de comenzar sería añadiendo una pieza joven, barata y aprovechable.

¿Es el pick 17 un buen lugar para encontrar jugadores aprovechables? Esta pregunta es relativa, ya que depende de la calidad de los jugadores de cada año, pero echemos un vistazo a los últimos picks 17:

Iman Shumpert
Kevin Seraphin
Jrue Holiday
Roy Hibbert
Sean Williams
Shawne Williams
Danny Granger
Josh Smith


Como se puede ver, hay realmente opciones de conseguir buenos jugadores, y los Mavs ya están trabajando para afinar en su elección.

Hoy y mañana se celebra el NBA Draft Combine, un evento en el que los principales candidatos que se presentan al Draft pasan diferentes pruebas métricas y físicas, además de hacer entrevistas con las franquicias interesadas en sus servicios. Cada franquicia envía una lista de hasta 30 jugadores con los que quieren una entrevista, y se le conceden un máximo de 18 entrevistas, que comenzaron ayer mismo por la noche.

Gracias al periodista Mike Fisher, sabemos que los Dallas Mavericks han programado entrevistas con al menos estos 6 jugadores:

Kendall Marshall (PG, 6'4, 197, North Carolina) - El jugador más listo del Draft, y posiblemente el mejor base puro que ha salido de una universidad estadounidense desde Rajon Rondo. Prototipo de base de juego en equipo, encargado siempre de controlar el balón, el tempo del encuentro y de los que siempre miran a sus compañeros antes que mirar la canasta. Su habilidad para el pase es excelente, probablemente la mejor de todo el país, y su visión de juego la ha ido mejorando este año hasta convertirse en uno de los grandes bases de la competición. Muy peligroso en transición, aunque en estático produce también mucho juego a base de pick and rolls, penetraciones a canasta o doblando el balón hacia sus compañeros situados en la bombilla exterior. Su promedio de pérdidas de balón es relativamente bajo para un jugador que amasa tantos minutos el balón durante un partido. Perfil en Only2Steps






Arnett Moultrie (PF, 6'10, 230, Mississippi St.) - Físicamente imponente, con una estatura adecuada para jugar solventemente en la zona en la NBA. Gran amplitud de recursos ofensivos, siendo un gran finalizador de jugada, y donde su potente salto le hace ser todo un coloso debajo de canasta, tanto para atrapar rebotes como para acabar la jugada ofensiva de su equipo. Perfil completo.






Dion Waiters (SG, 6'4, 215, Syracuse) - Escolta poderoso, se espera que impresione en las pruebas físicas para intentar entrar en el top16, pero necesita mejorar su lanzamiento. Un portento físico, con buena defensa y penetración, pero ataque y conocimiento del juego (muy) mejorables. Una versión de Dominique Jones más explosiva y con un poco más de tiro.






Austin Rivers (SG, 6'4, 203, Duke) - Su primer paso es tremendo, y unido a su explosividad le hacen ser un peligro constante en las penetraciones, donde saca multitud de puntos y faltas, siendo un excelente finalizador. Su buena habilidad con el balón y su velocidad de piernas le permiten jugar tanto de base como de escolta, pese a que quizás se queda un poco corto de estatura para consolidarse como escolta en la NBA. Rango de tiro bastante abierto y todo un experto jugando en estático en los pick and rolls. Perfil. 






Jared Sullinger (C, 6'9 -más cercano a 6'8-, 280 -esto real-, Ohio State) - De espaldas a canastas es donde probablemente más daño hace, siendo donde consigue más de la mitad de su anotación por partido, sacando ventaja de su fuerte constitución física y ganando contínuamente la posición a su defensor. Se le ve muy a menudo en la línea de tiros libres, ya que saca numerosas faltas en la zona, donde atesora un buen 76% en lanzamientos. Buen juego de pies y trabajados fundamentos ofensivos. Perfil.






Terrence Ross (SG/SF, 6'7, 197, Washington) - Escolta alto, con potencial en defensa, pero sobre todo destaca en ataque como lanzador puro, con una mecánica de lanzamiento limpia, capacidad para crearse sus propios tiros, lanzamiento estable desde la larga distancia y en la salida de bloqueos y sin miedo a jugarse las canastas decisivas. Muchos analistas consideran que sería un robo que cayese tan abajo y aseguran que en los workouts subirá su valoración. ¿Una versión alta de Jason Terry?



Por supuesto, en el combine también estarán Anthony Davis, Thomas Robinson, Andre Drummond y otros que podrían salir en el top 5, pero los Mavs no planean ni entrevistarlos ni realizar workouts con ellos.

En las próximas semanas, antes del Draft, los Mavericks organizarán un entrenamiento privado al que invitarán a un grupo de unos 10 jugadores que podrían estar disponibles para el pick 17 y a otro grupo de tamaño similar de jugadores que podrían estar disponibles para el pick 55, para realizar sesiones de lanzamiento, entrevistas privadas y ejercicios 3vs3 con ellos.

Donnie Nelson asegura que no tienen una posición en mente, si no que tratarán de elegir al mejor jugador.

"Se trata de juntar información y después, entre todos estos atletas, encontrar a jugadores de baloncesto" dice Nelson. "Anotadores atléticos, reboteadores atléticos, taponadores, tipos que sepan crearse tiros. Son definiciones vagas, pero son vagas por definición, ya que pueden terminar gustándonos varios jugadores de estilos muy diferentes".

El proceso de selección ha comenzado.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »