Verano 2012: Rick Carlisle

Sí, el verano ha llegado de manera anticipada para los Dallas Mavericks, y en D-Mavs empezamos una serie de artículos analizando uno a uno qué es lo que puede pasar con cada uno de los jugadores de los Mavs de cara al futuro.


Comenzaremos con el que no es jugador, Rick Carlisle.

Rick Carlisle
52 años
Agente libre

Después de finalizar su contrato de 4 años con los Dallas Mavericks, Rick Carlisle se convertirá en agente libre este verano. ¿Por cuánto tiempo estará libre? No lo sabemos, pero desde luego Donnie Nelson (y otros) intentarán firmarlo lo antes posible.

Esta es una de las políticas de Mark Cuban: no se renueva el contrato de nadie hasta que expira. Ni siquiera el del entrenador (bueno, suponemos que con Dirk Nowitzki habría estado dispuesto a saltarse la norma). Aun así, Donnie espera que no haya demasiadas complicaciones con la renovación de Carlisle.

"Nosotros le gustamos a él, él nos gusta a nosotros" decía Nelson ayer. "Esas situaciones normalmente se resuelven solas. Rick no se va a ir a ninguna parte".

Pero aunque puede que se resuelva fácilmente, echemos un vistazo detallado a la situación.

Pese a que el contrato de 4 años y $17,5 millones de dólares que firmó en 2008 ha llegado a su fin, no hay demasiada preocupación dentro de la franquicia.

"No voy a entrar en detalles ahora" comentaba Nelson, "pero no veo un escenario en el que esta situación cambie".

Por otra parte, el mismo Carlisle parece ya demasiado entregado a las tareas de verano como para augurar una marcha.

"De aquí en adelante tenemos en manos una situación muy atractiva" decía Rick. "Tenemos un gran dueño, esta es una gran ciudad que tiene de todo y esta es una franquicia que siempre está en modo de caza. Este va a ser un verano muy excitante para la franquicia y para nuestros aficionados. Tenemos flexibilidad por primera vez en mucho tiempo".

Pero para hacer total uso de esa flexibilidad, primero hay que atar a un entrenador que parece congeniar bien con aquellos con los que trabaja y con aquellos para los que trabaja. Mark Cuban lo tiene claro.

"Tengo uno de los tres mejores entrenadores de la liga, y prueba que los entrenadores importan en esta liga. Lo más difícil en la NBA es encontrar al entrenador adecuado, uno que encaje con tu cultura, con tu química. Nos ha llevado un par de intentos, pero creo que tenemos un gran entrenador".

"Yo vengo a entrenar muchos días voluntariamente por la tarde-noche" decía Dirk Nowitzki, "y absolutamente todos los días me encontraba a Rick aquí haciendo horas extras y preparando cosas. Es un trabajador incansable y prepara hasta el más mínimo detalle".

"Él (Carlisle) hizo todo lo que pudo con lo que tenía para trabajar" aseguraba Kidd. "No se lo pusimos fácil con las lesiones y esas cosas, pero él siempre estaba preparado y siempre nos tenía preparados a nosotros".

Entonces, ¿es posible que Carlisle se marche? Como se suele decir, no hay nada imposible.

Rick ya ha probado antes como comentador televisivo, pero no parece que eso sea ningún problema. La principal competencia que se van a encontrar los Mavericks vendrá, más que posiblemente, desde Portland.

Los Blazers ya han puesto su punto de mira en Carlisle, a quien ven como el adecuado para dirigir su proyecto de reconstrucción rápida. Carlisle tiene algunas relaciones tanto en Portland como en los Blazers, y recibiría un gran poder de decisión en una franquicia que se encuentra un poco a la deriva pero que también tiene la flexibilidad salarial que poseen los Mavericks.

Parece inevitable que los Blazers intenten al menos que Carlisle se entreviste con ellos, y los Mavericks tratarán de evitar salir a pescar grandes peces al mercado sin un capitán para la embarcación.

¿Por qué no saltarse la norma de no renovaciones con él? Primero, porque el mismo Carlisle no habría querido renovar él solo mientras la mitad de la plantilla quería también una renovación y no la iba a obtener. Y segundo, porque desde los tiempos de Don Nelson, Mark Cuban entiende que los entrenadores trabajan mejor también cuando no tienen el futuro asegurado. De hecho, Don Nelson siempre ha tenido mucha habilidad para seguir cobrando a pesar de no estar entrenando o haber sido despedido, y las negociaciones con Avery Johnson se extendieron hasta el training camp después de que este llegase hasta las Finales.

Ese contrato de Avery Johnson le pagaba 5 millones al año, más que los 4,4 que ha recibido Carlisle. Con sus cuatro millones y medio, Rick era uno de los 7 entrenadores mejor pagados de la liga, pero sin ser nada excesivo. Por delante de él, gente como Doc Rivers (7 millones) o Gregg Popovich (6 millones), los otros dos únicos entrenadores en activo con un anillo. Incluso entrenadores ya despedidos como Mike D'Antoni (6 millones), Nate McMillan (5,5 millones) o Flip Saunders (4,8 millones) han cobrado más que Carlisle.

Si Avery Johnson sacó 5 millones después de su presencia en las finales, es lógico asumir que con el interés que va a despertar de los Blazers y el mismo que tienen los Mavs en renovarle, Rick Carlisle entrará en el top 3 de entrenadores mejor pagados con unos 6 por año.

Smile"A pesar de lo genial que fue el trayecto hacia el anillo el año pasado, siempre llega un momento en el que tienes que mirar hacia delante y estamos en ese punto ahora" decía Carlisle. "Yo miro a este verano como una oportunidad y algo muy excitante para esta franquicia, y no creo que nadie deba mirarlo de manera diferente".

Pero este verano también es una oportunidad para Rick Carlisle, quien debería ser recompensado por lo que ha logrado y demostrado en especial en las últimas dos temporadas.

"Esta ha sido una gran oportunidad para mi y para mi familia" aseguraba Carlisle. "Nos encanta estar aquí".

Y esperemos que así sea al menos por unos años más.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »