Jason Kidd y Rick Carlisle critican el arbitraje en Oklahoma City


Después de la derrota de anoche en Oklahoma City contra los Thunder, Jason Kidd y Rick Carlisle no pudieron, o quisieron, morderse la lengua a la hora de hablar de lo que ellos consideran una lamentable actuación arbitral.


Por ejemplo: Carlisle no se podía creer la falta pitada a Ian Mahinmi sobre Serge Ibaka a falta de 46,2 segundos para el final, proporcionando al congoleño dos tiros libres que resultaron claves para el final.

Dallas lideraba por cuatro puntos a falta de dos minutos y medio para el final pero acabó perdiendo 91-95 mientras lanzaban 23 tiros libres menos que los Thunder. Cinco de los ocho puntos finales de los locales vinieron desde la línea de tiros libres, desde donde la diferencia de puntos anotados en el último cuarto fue 14-2.

"No tenemos el beneficio del silbato" decía Kidd después del partido. "No creo que nos estén teniendo en cuenta como campeones, pero eso es otra historia. Dirk debería haber vivido en la línea (de tiros libres) si hubiesen pitado como se supone. Pero no ha sido así".

Nowitzki visitó la línea de tiros libres sólo en tres ocasiones y terminó con 27 puntos, máximo anotador del encuentro.

Carlisle cree que Nowitzki, quien se refirió al supuesto error en la falta de Mahinmi como "brutal", recibió una falta clara no pitada justo después de la falta crítica del pívot francés.

"Aún no me creo que pitasen esa falta a Mahinmi" dijo Carlisle. "Acabo de ver la jugada cinco veces: es tapón. Es una jugada enorme. Y después Nowitzki recibe un golpe claro en el brazo en el otro lado y no hay falta. Asique, estoy perdido, lo siento".

En la jugada en cuestión de Mahinmi, Ibaka intentó un gancho e Ian saltó para impedirlo. Según el jugador de los Mavs, sólo tocó balón, una jugada que habría devuelto la posesión a Dallas con ventaja en el marcador. Sin embargo la jugada terminó con los Thunder uno arriba y con el jugador de los Mavericks expulsado por faltas. Pero Mahinmi prefirió no protestar.

"Estaba caliente en el momento porque habían pitado falta" comentaba Mahinmi, "No quería ir a por el árbitro y que pudiese acabar además con una técnica, algo que habría sido mucho peor aún para nosotros".

Oklahoma City lanzó 15 libres en el periodo decisivo, por 2 de los Mavericks, y la diferencia en el global del partido fue de 33 (29 anotados) a 10 (los 10 anotados).

"¿33 a 10? 33 tiros libres contra 10, puedo explicar eso?" decía Carlisle contrariado. "Ellos van mucho habitualmente a la línea de tiros libres, pero creo que nuestros chicos fueron lo suficientemente agresivos para merecer unos cuantos viajes más".

A Jason Kidd no le quedaba más remedio que resignarse.

"Ian no hizo falta. Fue una mala decisión arbitral, era un tapón limpio. Se lo dije al árbitro, taponó el balón y después de la jugada dijo que le había contactado con el cuerpo. No lo creo. A la jugada siguiente no pitaron falta sobre Dirk. Simplemente fue una mala noche para los árbitros. A veces pasa".

Esta no es la primera queja arbitral que realizan los Mavericks esta temporada. Hace un mes, Mark Cuban hizo estas declaraciones por las cuales fue sancionado con $75,000.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »