¿Afectará la vuelta de Roddy y la llegada de Peja a la defensa de los Mavs?

¿Afectarán la vuelta de Roddy y la llegada de Peja a la defensa de los Mavs?


¿Pueden convertirse las mayores esperanzas de los Mavs en sus peores temores? ¿Puede ser la asimilación de Stojakovic y Beaubois un problema para la disposición defensiva que los Mavericks llevan toda la temporada intentando mantener?

Ambos jugadores tienen un gran potencial ofensivo, dejando de lado el para esto el lado defensivo en muchas ocasiones.

Empecemos por Beaubois. Con Roddy empujando a Stevenson al banquillo y reduciendo sus minutos, no se verá la defensa mermada? Con Barea jugando tan bien y Terry siendo un fijo en la rotación, Stevenson parece el claro candidato a reducir sus minutos con la inclusión de unos Roddy y Peja sanos en la rotación.

Rodrigue Beaubois no puede igualar la intensidad defensiva de Stevenson, aunque por sus cualidades físicas pueda mejorar en ese apartado. Beaubois volverá a la cancha (quizás el miércoles contra Sacramento?) mermado por no haber jugado desde verano y por su inexperiencia.

Hará más 5 meses desde que Roddy jugó en una situación competitiva por última vez, por lo que de inicio recurrirá a sus especialidades más fiables, las cuales son ofensivas.

Hablando ahora de Stojakovic, cuando sus tiros entran, que creemos que acabarán haciéndolo, es capaz de minar la moral del equipo rival lanzando bombas desde larga distancia con una gran efectividad. Pero, si ya de por si Peja nunca fue un buen defensor, la edad y sus problemas físicos han hecho que sus debilidades en este apartado sean aún mayores.

Hay una razón por la que el banquillo de los Mavs se ha visto obligado a anotar 60, 58 y 72 ountos en los partidos que Peja ha disputado como titular. Los Mavs han permitido una media de casi 30 puntos a sus rivales en los primeros cuartos.

Quitando a Denver de la ecuación, donde Peja no jugó en la segunda mitad, la historia se repite en el tercer cuarto, donde permitieron 25 puntos contra los Cavs y los Kings, dos de los peores equipos de la liga.

Mientras que Caron Butler (quien, por cierto, ayer insistió en que estará para PlayOffs) no es conocido como un gran defensor, estaba teniendo una gran temporada en este aspecto, con los Mavs permitiendo a sus rivales 6 puntos menos cuando estaba él en cancha, el mejor del equipo. Desde su lesión, cada jugador que ha iniciado como alero no ha podido acercarse a esos números.

Detrás de los cambios de nombres, quizás haya también un cambio de actitud.

"Creo que el primero que llegue a 120 puntos ganará" decía Jason Terry antes del partido contra los Knicks.

Estas palabras de JET se alejan claramente de lo que ha sido el espíritu que los Mavs han defendido a lo largo de la temporada, el de ganar los partidos desde el esfuerzo defensivo. Habla de abandonar esa disposición defensiva para tratar simplemente de superar a sus rivales anotando más, algo por lo que los Mavs ya han pasado en temporadas anteriores, sin buenos resultados. Y no dice lo mismo el 120-121 contra los Nuggets el otro día?

Mientras que es algo positivo ser capaz de jugar a anotar más que tu rival cuando se vuelve en necesidad, esto no debe convertirse en un modo de juego.

Obviamente estamos hablando de sólo dos partidos, pero el bajón defensivo en los Mavs y el temor de que se convierta en algo permanente son una amenaza real. Al mismo tiempo que lo es la falta de anotadores y penetradores, por supuesto.

Los Mavs necesitan lo que Roddy y Peja son capaces de aportar en la faceta ofensiva, pero deben de tener cuidado de no perder su mentalidad defensiva mientras tratan de preparar sus nuevas armas ofensivas.

Los cambios llegan, pero el espíritu de equipo defensivo que se ha propuesto durante toda la temporada debe perdurar.

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »