[HDM - 4] Rolando Blackman – Lealtad y elegancia siempre al servicio de los Mavs

Rolando Blackman – Lealtad y elegancia siempre al servicio de los Mavs

Rolando Blackman nació en Panamá, el 26 de Febrero de 1959. Criado en el barrio Neoyorkino de Brooklyn, decidió realizar su carrera universitaria en Kansas State.

Allí, “Ro” jugó para los Kansas State Wildcats, convirtiéndose en uno de los jugadores más importantes de la Historia de una universidad importante en el panorama nacional estadounidense pese a no contar con ningún campeonato NCAA en sus vitrinas.

Como jugador de los Wildcats consiguió un total de 1844 puntos, el segundo máximo anotador de la historia de la universidad, y lo hizo con un porcentaje del 51% en tiros de campo. Por aquel entonces, los Wildcats jugaban en la Big 8, que después pasó a ser la Big 12 en 1994. En 1996 fue elegido en el mejor quinteto histórico de la Big 8. Anteriormente, ya había sido nombrado en tres ocasiones en el quinteto ideal de la Big 8, 3 veces mejor defensor de la Conferencia, y en 1980 mejor jugador de la Conferencia y All American.
Antes de convertirse en profesional también formó parte del equipo Olímpico estadounidense para los Juegos Olímpicos de 1980, pero finalmente EEUU no participó debido a un boicot.
Como colofón a su carrera universitaria, los Wildcats retiraron su número 25.

Fue en el Draft de 1981 cuando llegó a los Mavericks, siendo elegido por estos en el puesto 9. Pese a ser inicialmente eclipsado por el número 1 de aquel Draft, el también jugador de los Mavericks Mark Aguirre, Rolando se convirtió rápidamente en un favorito de la afición de Dallas. Mientras que Aguirre mostraba una actitud tan confiada que en ocasiones llegaba a la arrogancia y pensaba principalmente en si mismo y su carrera, “Ro”era un jugador humilde y trabajador, que siempre estaba el primero en los entrenamientos y los viajes y que nunca se perdía una sesión de autógrafos o desperdiciaba una ocasión para tener contacto con los fans.

Su estilo de juego también le ayudabaa convertirse en un favorito. Buen atleta pero siempre con estilo elegante, tenía un gran arsenal ofensivo, y pese a que su lanzamiento de 3 nunca llegó a ser consistente, su juego de media distancia era prácticamente imparable, consiguiendo porcentajes de tiro muy altos durante toda su carrera.

En palabras de Magic Johnson, Rolando fue “uno de los grandes lanzadores de todos los tiempos, un jugador muy difícil de marcar”.

Sus números, pese a ser muy buenos,deben ser vistos como los de un segunda espada. Son simples suposiciones, pero de no haber contado con la presencia de Aguirre como opción número 1 en el ataque de los Mavs, Blackman podría haber promediado alrededor de 25 puntos durante unas cuantas temporadas.

http://lacomunidad.elpais.com/blogfiles/baloncesto/250px-Rolando_Blackman1.jpgDurante mediados y finales de los 80,Mark y Rolando, cada uno representando a un tipo distinto de estrella de la Nba, y junto con otros buenos jugadores como Jay Vincent, Derek Harper, Brad Davis, Sam Perkins, James Donaldson, Roy Tarpley o Detlef Schrempf, llevaron a los Mavs a convertirse en sus pocos años de existencia en una franquicia de éxito. 


Pese a no llegar a disputar una Final de la Nba, se convirtieron en habituales en los PlayOffs del Oeste. Fueron los grandes dominadores de la década, Los Angeles Lakers de Magic Johnson, los principales culpables de que el éxito de los Mavericks no fuese mayor. El equipo angelino eliminó a los Mavs en dos ocasiones en 4 años, la más dolorosa en las Finales de Conferencia de 1988 en las que se llegó al séptimo partido.

Pese a las buenas temporadas en lo deportivo, la química en el vestuario de los Mavs no atravesaba un buen momento. Mientras que Mark Aguirre era siempre quien mejores números firmaba al final de cada temporada, Blackman seguía siendo el favorito de la afición, y eso es algo que Mark nunca terminó de aceptar. Los desplantes de Aguirre hacia la franquicia y los aficionados eran cada vez mayores, hasta que finalmente los Mavericks le traspasaron a Detroit por Adrian Dantley, siendo este el momento en el que la buena racha deportiva llegaría a su fin y los Mavericks entrarían en una etapa oscura que duró más años de la cuenta.

Por su consistencia durante esos años con los Mavericks, Blackman fue premiado con 4 participaciones en el All Star: Indiana 1985, Dallas 1986, Seattle 1987 y Miami 1990.

En 1992, con la franquicia en decadencia, los Mavericks aceptaron traspasar a Blackman a los New York Knicks, quienes formaban un equipo competitivo para aspirar al anillo, a cambio de una primera ronda de 1995.

Pese a estar mermado por lesiones, sobretodo en la espalda, Blackman aportó veteranía y 9,7 y 7,3 puntos por partido en dos temporadas a los Knicks. En la primera temporada perdieron en la Final de la Conferencia Este ante los Chicago Bulls de Michael Jordan, quienes después vencerían a los Suns en la Final y se convertirían en campeones.

En la segunda temporada, la 93-94, los Knicks volvieron a las finales, algo que no hacían desde 1973. Los de New York perdieron por 4-3 ante los Houston Rockets de Olajuwon. Recientemente, Pat Riley, entrenador de los Knicks en aquellos años, declaró que el mayor error que cometió durante su carrera como entrenador fue poner a John Starks como titular en vez de a Blackman en los partidos 6 y 7 de las finales contra los Rockets.


En ese momento, Blackman decidió dar por terminada su carrera profesional en la Nba, y prefirió jugar sus últimos años en Europa. En 1995 jugó para el AEK Atenas, y en la temporada 95-96 firmó con el Olimpia Milano, ayudando con 15 puntos por partido a que estos ganasen la Lega y la Copa italiana, y fuesen subcampeones de la Copa Korac. Consiguiendo un título al fin aunque fuese europeo, Blackman se retiró definitivamente.

“Ro” anotó 16.643 puntos con los Mavericks, récord histórico de la franquicia durante 18 años hasta que Dirk Nowitzki lo superó en 2008.

Pero su aporte a los Mavericks no sólo fue deportivo. Blackman aportó mucho en la parte social de los Mavericks, y fue quien abrió a los Mavericks al mercado latino ,puesto que pese a que él se crió en New York, siempre estuvo orgulloso de su origen latino e hizo gala de ello. Desde su llegada, los Mavericks establecieron fuertes lazos con la comunidad latina, muy grande siendo el estado de Texas fronterizo con México, relación que continuó afianzándose con jugadores como Eduardo Nájera o JJ Barea en la actualidad.

Desde el año 2000, Rolando Blackman ha trabajado para los Mavericks en diferentes cargos. Empezó como coordinador defensivo de Don Nelson, pasó a trabajar como comentarista para TV en 04-05, volvió como entrenador asistente ocasional y finalmente fue nombrado director de desarrollo de jugadores, cargo que ocupa actualmente. También ha compartido estos cargos con el de entrenador asistente para el equipo nacional de Alemania en Indianápolis 2002, puesto que desempeñará también con la selección de Turquía en el próximo Mundial que se disputará en Septiembre.

Por todos los servicios prestados y que presta aún para los Dallas Mavericks, su número 22 fue retirado y cuelga del techo del AAC.

[HDM -1] El Milagro de los Mavs: Resumen del resurgir de los Mavs

[HDM - 2] La marcha de Steve Nash

[HDM - 3] Mark Aguirre, el BadBoy de los Mavs que fue nº1 del Draft

[HDM - 4] Rolando Blackman – Lealtad y elegancia siempre al servicio de los Mavs


Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »