Pasión NBA 6x06

Pasión NBA 6x06
Programa de Pasión Deportiva Radio dedicado a repasar la actualidad de la semana en la NBA.

Contenido:
- Los ¿decepcionantes? Minnesota Timberwolves
- Detroit Pistons, cómo han sobrevivido sin Reggie Jackson.
- Actualidad: las "patadas" de Draymond Green, la lesión de Nowitzki, la carrera por el MVP, la sanción a Rajon Rondo.
- Los numeritos de Caretero y la cuenta atrás de Óscar Périz.


-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

El dilema de los Dallas Mavericks con Andrew Bogut



Antes del partido del pasado sábado contra los Chicago Bulls, Andrew Bogut declaró públicamente que, sinceramente, los Dallas Mavericks tenían un mes para salvar la temporada. 

Una pena que el propio Bogut vaya a ser baja seguramente como mínimo durante ese mismo tiempo. 

El pívot se lesionó cuando Roy Hibbert le cayó encima de la pierna durante la derrota de los Dallas Mavericks ante los Charlotte Hornets, en lo que desde la franquicia dicen por el momento que es una hiperextensión de rodilla. La primera evaluación fue positiva en el sentido de que parece que no es algo más grave (hoy se confirmará con una resonancia), pero el tiempo de recuperación de una hiperextensión de rodilla va de 2 a 6 semanas, según publica en ESPN Tim MacMahon. 

MacMahon, por cierto, ya publicó anoche su opinión de que, tarde o temprano, los Mavericks deberían hacer uno o dos traspasos mirando al futuro, uno de ellos incluyendo a Bogut. El periodista cree que la lesión incrementa las probabilidades de que sea traspasado, siempre que la resonancia no indique que es algo más grave, ya que hará que los Mavericks pierdan aún más partidos. Anoche los Hornets capturaron 20 rebotes más que Dallas y la ausencia de Bogut, uno de los mejores reboteadores de la liga, fue clave en ese aspecto. 

Según fuentes de diferentes franquicias consultadas por el periodista, los Mavs podrían obtener una primera ronda a cambio del pívot australiano. Los equipos interesados tendrán como mínimo opciones de Playoffs, con lo que no podría esperarse que fuese muy alta, o probablemente pudiera ser alguna primera ronda futura con protecciones. El equipo más señalado es Boston, Danny Ainge tiene una gran relación con Rick Carlisle y Donnie Nelson, pero puede haber una pega: los Celtics no van a traspasar su primera ronda de 2017, pues tienen el derecho a cambiarla con la de Brooklyn. Pero habría formas de encontrar un punto en común (Boston tiene la segunda ronda de este año de Minnesota, que apunta a alta, y unida a una primera ronda futura protegida podría valer) y según cree MacMahon, si los Mavs ponen a Bogut en el mercado, serán varias las franquicias interesadas. Recordemos que el pasado mes de julio Dallas solo dio una segunda ronda tan protegida que nunca llegará a los Warriors por el aussie. 

En los Dallas Mavericks se niegan a dar por perdida la temporada, y es cierto que como mínimo se merecen que les demos ese mes de margen del que hablaba Bogut para ver en qué posición están en el comienzo de enero. Si a principios de 2017 logran colocarse de alguna manera a, digamos, 5-6 partidos del 50%, probablemente crean con razón que pueden ser capaces de remontar hasta un 41-41 que puede valer entrar en Playoffs. En ese caso lo más seguro es que se diesen de margen hasta el All Star Break para decidir qué decisión tomar con posibles traspasos. 

Si, por el contrario, la trayectoria es similar a la de ahora, 12 partidos por debajo del 50% o peor, esa decisión puede que se tome mucho antes. Hay varias formas de verlo: por una parte, podemos considerar que el valor de Bogut (u otros veteranos como Deron Williams) puede ser más alto unas semanas antes, cuando la franquicia que va a dar algo por ellos tiene aún más tiempo para intentar acoplarlos. Pero, por otra parte, si de verdad son varias las franquicias que se interesan, acercarse al trade deadline puede provocar que se produzca una pequeña guerra de pujas entre ellas en la que los Mavericks salgan beneficiados. 

Llegados a estos puntos (mitad de enero, All Star Break, trade deadline), los Dallas Mavericks tendrán que valorar si es mejor para la franquicia traspasar a Andrew Bogut por lo que puedan recibir a cambio, o quedarse con él hasta el final de la temporada, probablemente con la intención de renovarlo en verano o de tratar de sacar algo en un posible sign and trade por él. Salvo que el propio Bogut lo ponga "fácil" y pida un traspaso de puertas hacia dentro, o diga que no va a renovar en verano, los Mavericks tendrán que evaluar las posibilidades que tienen de renovarlo en verano, o si realmente les conviene. 

Bogut será un pívot aún con cierto cartel en julio salvo que se lesione de gravedad, y si la temporada de los Mavs sigue por el mismo camino que hasta ahora va a tener ofertas de equipos mucho más competitivos. Dallas, por su parte, A. se quedaría sin dinero para ofrecerle si refuerza antes otras posiciones, B. Si no refuerza otras posiciones probablemente no sea lo suficientemente atractivo para un Bogut que seguramente reciba ofertas de contenders, C. Quizás no quiera pagar a un Bogut de 32 años con su historial el dinero que pueda obtener en mercado abierto (ver caso Mozgov) sin tener una plantilla con garantía de Playoffs. El motivo máximo para querer quedárselo sería que pívots como Bogut son difíciles de encontrar, y siendo sinceros veo a Cuban queriendo hacer una reconstrucción rápida en uno o dos veranos antes que yendo por la vía del Draft. 

Mark Cuban, Donnie Nelson y compañía afrontarán el resto de la temporada hasta el trade deadline con este dilema en mente, y vamos a ver cómo se adaptan a la situación, porque están acostumbrados a ser "compradores", y no "vendedores" en el trade deadline. Quizás por eso hace unos días Cuban declaró que, llegado el punto de buscar un traspaso para sus veteranos, a lo mejor lo que buscan no es un pick de Draft. 

"Solo digo que prefiero ir hacia adelante que hacia atrás", dijo Cuban según ESPN. "Prefiero ser oportunista. Porque lo que ha cambiado es que el límite salarial ya no va a subir 15-20 millones como antes. Así que hay equipos que pueden darse cuenta de que pueden querer dar un jugador realmente bueno, si no un All-Star fijo, para quitarse el dinero. Y tomaría el dinero e iría en esa dirección para mejorar rápidamente". 

En buena parte así es como actuaban los Mavericks del pasado, así fue como llegaron a construir lo que fue el equipo de 2011, pero me parece un poco ingenuo por parte de Cuban pensar que alguien va a dar un jugador "realmente bueno" o un "All-Star fijo" porque este verano "solo" va a subir el límite salarial $10 millones. Desde la firma de este convenio el valor de los expirings ha desaparecido casi por completo. Ya no vemos esos traspasos de antaño de jugadores con 2, 3 años de contrato por un expiring de menor calidad. Y me atrevería a decir que también se ha reducido el número de dueños tacaños, teniendo en cuenta que ahora están obteniendo ingresos mucho mayores que hace años. 

No sé si de verdad Cuban se lo cree, pero me suena a una discusión que las franquicias solo tendrán una vez se estanque el límite salarial y entonces se vean con problemas de flexibilidad. Mientras, creer que eso sucederá durante esta temporada no sé si es ingenuo o algo peor, o si, simplemente, estaba hablando por hablar. A no ser que con "realmente bueno" o un "All-Star fijo" se refiera a jugadores como Greg Monroe o Evan Turner. 

En cualquier caso habrá que esperar. Primero el mes de margen para ver el rumbo del equipo, y después para analizar las decisiones que tomen o dejen de tomar los Dallas Mavericks en este año atípico para ellos. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Chicago Bulls 82-107 Dallas Mavericks (Crónica)



Bueno, pues por fin, ¡¡por fin!! (aunque haya que frotarse los ojos) un partido para disfrutar con los Mavs esta temporada, y que esperemos no sea flor de un día. Tampoco vayamos a pensar que esta deba ser la tónica general, porque sería llevarse al engaño, pero desde luego que tampoco la tabla refleja el potencial real de esta plantilla y más con la ausencia de Dirk.

Centrándonos en el partido, llegaban los Bulls de ganar a los Cavs y entre quizás el cansancio, la relajación, o un poco de ambas, se presentaron en el American Airlines Center de Dallas con la cabeza en otra parte, a lo que añadido al buen inicio de los Mavs (muy poco usual) el marcador reflejaba un 0-7 de inicio que ya presagiaba que iba a ser todo distinto a lo previsto y que marcó la tónica de todo el encuentro por parte de Dallas con dominio y absoluto control del partido.

Wesley Mathews con 26 puntos (7/11 3p.) y Harrison Barnes con 22, se erigían en los líderes en ataque del equipo, Bogut se hacía dueño de su aro en la parcela reboteadora con 11 rechaces (10+1) y Deron Williams repartía asistencias como caramelos para acabar con 15; a todo esto añadimos la aportación del rookie Dorian Finney Smith tanto en intangibles como la intensidad en defensa, tanto estadísticamente, sobre todo con 5 puntos seguidos en una ligera reacción de los de la ciudad del viento. Pero sobre todo, ( así sí Dwight) el mejor partido en la carrera de Powell con 17 puntos y 8 rebotes y dos highlights a lo "Blake Griffin" que fueron las jugadas de la noche. Todo esto curiosamente ante el lamentable partido de Rajon Rondo, del que vino de la mano en ese "fatídico" traspaso desde Boston y que los Mavsoquistas intentamos no hacerlo tanto con la aportación progresiva del canadiense con noches así.




Por añadir algún comentario más del rival, sólo Jimmy Butler estuvo  y alguna aportación de Robin López y Gibson de sus hombres destacados ya que nuestro compatriota Niko Mirotic tuvo una de sus peores noches con 0 puntos.

Y volviendo a lo que nos interesa que son los Mavs y a modo de guinda, el partido acabó con los rookies Brussino y Hammons en pista y Salah Mejri tirándose dos triples (dos triples, sí) sin acierto ya con todo decidido.

Esperemos que esta gran victoria pueda servir como punto de inflexión para la confianza del equipo a la que si añadimos la esperada vuelta de Nowitzki en breve, pueden dictaminar el rumbo que tomará la temporada. GO MAVS!!
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Nowitzki es baja indefinida, pero promete volver a jugar pronto



No sonaba muy bien eso de que Dirk Nowitzki iba a atender a los medios tras el partido para comentar su lesión. Desde los Dallas Mavericks se apresuraron a aclarar que no iba a ser nada impactante, pero la preocupación por el estado del tendón de aquiles del alemán era inevitable. 

Al final, lo que quería Nowitzki era dejar claro que, aunque sigue siendo baja de manera indefinida, espera volver pronto a la cancha. 

"Voy con todo, quiero jugar", dijo Dirk tras la victoria contra los Chicago Bulls. "Obviamente esta no es una lesión que acabe con mi carrera, es algo que, desafortunadamente, llevo arrastrando, pero espero poder superarlo". 

Nowitzki comenzó a tener las molestias tras el primer partido de la temporada regular, en el que jugó 38 minutos en Indiana, y solo ha podido participar en cinco encuentros en este comienzo. Cuando volvió a intentar jugar contra Clippers y Cavaliers, regresaron los problemas. 

"Aún falta mucha temporada, acabamos de empezar diciembre", dijo Dirk. "Sabemos que faltan muchos partidos, y espero que pronto pueda salir a jugar y mantenerme. No quiero salir y entrar de la alineación con dolores o pasar por esto todo el año. Toda esta situación es frustrante por lidiar con algo que nunca me había pasado, y es duro. Pero no quiero que me vuelva a pasar lo mismo que la semana pasada. En este punto de mi carrera tampoco es que me mueva bien igualmente, y si estoy al 80 o 90% no creo que sea de mucha ayuda. Quiero asegurarme de que mi cuerpo responde de la forma correcta". 

Además de para callar los rumores que decían que todo se debe a una estrategia de tanking (que los había), Nowitzki también buscaba zanjar el tema al menos durante unas semanas más. De hecho, Carlisle ya reconocía empezar a cansarse de responder a la misma pregunta todos los días. 

"Hablé con Casey Smith ayer y creo que estará fuera un tiempo", dijo Carlisle. "Indefinidamente podría ser una palabra adecuada. No estamos intentando ocultar nada. Pero responder a la misma pregunta todos los días se vuelve cansino para él". 

Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks aún no dan por perdida la temporada. Creen que el mes de noviembre ha sido muy duro por calendario y por lesiones, pero el alemán cree que pueden darle la vuelta a la situación. 

"Ojalá pueda volver pronto y empecemos a acumular victorias", dijo Nowitzki. "Esa es la única forma en la que miro la situación. Nada más tiene sentido". 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

El Síndrome de Peter Pan



Ni los pronósticos más pesimistas o rigurosos, nos hacían pensar que los Mavericks se iban a ver en el último puesto de la NBA bien pasado un mes de competición. El problema es que pese a solo ser un mes y poder llevarnos al tópico de “todavía queda mucha liga” el conjunto de Rick Carlisle no parece tener ni armas, ni tiempo para lograr alcanzar su objetivo real, que serían los Playoffs, algo que venía siendo rutina en el equipo texano.

EL PROBLEMA DE LAS LESIONES

Siempre puede sonar a excusa aferrarse a las lesiones de jugadores importantes en una plantilla para defender los malos resultados deportivos, pero esta vez con los Mavericks parece que se han cebado a fondo.

Primero de todos Devin Harris, quizá el menos importante de los que hayan pasado por la enfermería a priori, pero sin duda un jugador que podría ayudar a mejorar ese 31,5% en triples o las 18,1 asistencias por partido que reparten los de Dallas.
Harris todavía no ha podido debutar, aunque es posible que lo haga pronto y con bastantes minutos, lo entenderéis por los siguientes nombres de la lista…

Deron Williams también cayó lesionado en los primeros partidos de la temporada, tras empezar notablemente en cuanto a acierto y fluidez del balón. Tras haberse perdido 8 partidos en este inicio, con alguna recaída de sus problemas en el gemelo izquierdo de por medio, parece haber vuelto a la regularidad, aunque lejos de un estado óptimo todavía.

Por si faltaba algún base en la lista, el siguiente fue J.J. Barea, y probablemente esta haya sido la baja más sensible para los Mavs, y eso que el siguiente nombre en la lista os sonará bastante. El boricua estaba practicando hasta la lesión el mejor baloncesto de su vida, y firmando sus mejores números claro. Obviamente este extenso parte de lesiones le ayudaba para lograrlo, pero sus 16,3 puntos y 5,4 asistencias por partido eran la nota más positiva, junto a Harrison Barnes, en lo que iba de temporada. El único jugador, junto al ex alero de los Warriors, que era capaz de crearse sus propios tiros, tirar de pundonor y ser un elemento diferencial para una plantilla necesitada de todo.
En principio se podía temer lo peor cuando se vio caer a Barea, saltaron las alarmas de una posible rotura del tendón de Aquiles que podría haber hecho peligrar su carrera. Pero finalmente fue un desgarro en su gemelo izquierdo, con una previsión de mes y medio fuera de las canchas, de las cuales ya quedará cerca de un mes.





Acertasteis, el siguiente era Dirk Nowitzki, y cuando se lesiona el alemán, a todos nos duele. Porque a sus 38 años ya nada puede tomarse a la ligera, y menos unas molestias en el Aquiles que siempre da escalofríos escuchar. Esas molestias le han hecho perderse un total de 11 partidos ya, y aunque ha vuelto a las pistas, al igual que Deron, todavía está lejos de recuperarse al 100%, y si el equipo sigue a la deriva, quizá no valga la pena poner el físico en juego cada noche a estas alturas de su trayectoria…


Por último otro que ha ido arrastrando algunos problemas ha sido Andrew Bogut, aunque dentro de los veteranos haya sido el que más sano se ha mantenido, para sorpresa de muchos. Su rendimiento parece lejos del esperado todavía. Muchos problemas de faltas rápidas, un sistema muy diferente al de Warriors, poca costumbre a las derrotas, enfados continuos… aunque siempre es importante en pista a falta de interiores de garantías.

MOVER FICHA AHORA O ESPERAR AL VERANO

Las primeras semanas de competición son flojas en cuanto a rumores de traspaso se refiere, pero en un equipo que está tan abajo siempre aparecen algunas noticias con nombres de piezas importantes implicadas.
En caso de los Mavs esos nombres son los de Deron Williams y Andrew Bogut, dos “expirings” cobrando 9 y 11 millones respectivamente y que podrían ser bastante útiles en franquicias con miras mucho más altas que las de Dallas.
Si la situación sigue así, parece evidente que al menos uno de ellos saldrá, y digo uno porque el caso de D-Will es más complicado de cuadrar, ya que puede vetar cualquier traspaso y perdería sus “bird rights” si es traspasado, así que si algún contender le llama, sería convenciéndole que hiciese un “boyout” y firmar por el mínimo.
Mientras que Bogut si sería una opción más factible para equipos como Cleveland, Utah, Milwaukee o incluso San Antonio. Los Mavs no exigirían más que alguna primera ronda o algún jugador de rotación, dando por sentado que será difícil que el pívot australiano quiera renovar con un equipo en plena reconstrucción.

Wesley Matthews podría, o debería ser el tercer nombre aquí, pero el problema es que en su día fue la clara apuesta de futuro de la franquicia texana, y año y medio después de superar su terrible lesión, todavía no ha dado el rendimiento esperado. Con un contrato de 17 millones por año y un 33% en triples, que a priori es su especialidad ofensiva, no parece suficientemente atractivo para ningún equipo, además aquí Cuban si sería algo más exigente en cuanto a un intercambio.

Llegados a este punto, no es descartable que los Mavs traspasen a lo largo de la temporada a otros jugadores que no sean estos, pero parece poco probable que la base joven del equipo (Curry, Justin Anderson y Powell) pueda moverse, y Dirk o Barea deben ser intocables.


La esperanza aquí no es otra que mirar al Draft de 2017, que parece venir cargado de talento en el puesto de base y pívot, sin duda las posiciones más buscadas para los Mavs. Y para sorpresa de muchos, todavía conservan la primera ronda para la ceremonia, sorpresa porqué Cuban nunca ha sido acérrimo a depositar las esperanzas de su equipo en un rookie, y los traspasos de sus rondas siempre han sido una constante estos años, pero parece que esta vez no va a tener otra elección.

Incluso poder acumular 2 primeras rondas podría ser un objetivo prioritario para el equipo una vez visto que no puedan llegar a luchar por nada en la parcela deportiva, así que uno, o dos aciertos en la lotería del Draft, más el avistamiento de estrella que se le ve a Harrison Barnes, unido a los tres jóvenes antes mencionados, pueden llevar la reconstrucción a vías más rápidas que las de otros equipos sumergidos varios años en el pozo de la liga.





DATOS DEMOLEDORES PARA ENTENDER LA DEBACLE

Las lesiones han sido y son un factor negativo en estas primeras semanas trágicas para los Mavericks, pero no todo se reduce a eso. Un balance de 3-13  (a cierre de articulo) y 8 derrotas seguidas, cortadas por la victoria ante Pelicans el domingo, no puede entenderse solo por la baja de algunos jugadores, debe haber mucho más, y realmente no hay mucho más, sino muchísimo más.
En este punto del texto, quizá te estés aburriendo más que viendo un partido entero de los de Carlisle, pero ahora vienen números, así que podéis coger el café.

Los Mavs son el peor equipo de la liga en varios apartados estadísticos, empezando por los apartados ofensivos. 91,5 puntos por partido; 31,5% de acierto en triples; 41% de acierto en tiros de campo y 18,1 asistencias por partido (penúltimos). En defensa los datos son algo contradictorios, pues encajan 104 puntos por noche, lo que les permite estar en el top 20 de la liga, pero un dato que era mejor antes de los partidos seguidos ante maquinas ofensivas como los Cavaliers o los Clippers.
4 tapones por partido (27º); 40,8 rebotes por partido (30º), por el otro lado son el equipo que menos puntos en la pintura concede (34,8) y el 4º que menos permite en segundas oportunidades (11,7) algo extraño si sabemos que son el antepenúltimo peor equipo cerrando su propio rebote (31,6).
Ser el peor ataque es algo en lo que ha afectado en sobremanera las bajas de D-Will y Nowitzki, siendo Barea y Barnes los únicos que han sido capaces de mantener una dinámica ofensiva regular superando los 15 puntos de media. Ante ese problema, Carlisle sabe que debe imprimir un ritmo lento a sus posesiones y ya desde el final de temporada pasada vimos como el ritmo de los Mavs era de los más lentos de la liga, llegando en demasiadas ocasiones a finalizar los ataques con tiros sobre la bocina o bien pasados los 20 segundos de posesión, lo que a la larga hace que se tomen tiros forzados. Solo los Jazz tienen menos posesiones por 48 minutos que los Mavs (94,9), lo que les lleva a ser el tercer peor equipo en Offensive Rating de la liga con 96.



UNA FRANQUICIA MODÉLICA


Desgranados todos estos datos, ya nos puede parecer más normal ese 3-13 de los Mavericks, que puede ser peor hasta un febrero que no les da mucho alivio en el calendario. Lo que debe quedar claro es que los Mavs no van a tankear, no es ese tipo de franquicia que vaya a perder partidos aposta para asegurarse un buen puesto en el Draft. Si se pierden partidos será porqué el equipo no da más de sí o el rival ha sido mucho mejor, pero nunca un equipo donde estén Mark Cuban, Rick Carlisle y sobretodo, Dirk Nowitzki, va a salir a la pista a perder.
Desde la temporada 2000-2001 tan solo en una ocasión no lograron conseguir la clasificación para los Playoffs y fue con un balance de 41-41. En 16 años nunca han terminado con un balance negativo, y en los últimos 10 años han logrado llegar a dos Finales de la NBA, ganando una, pese a la tiranía de LeBron James, Spurs o Warriors, así que son el claro ejemplo de la regularidad en este siglo XXI, San Antonio aparte.

Pese a que verano tras verano los grandes agentes libres se han escapado de los brazos del excéntrico Cuban, los Mavs siempre han tirado adelante con los remedios que iban encontrando en el camino. Siempre han podido sacar las castañas del fuego de una manera u otra, y aunque este año no lo puedan conseguir, no se debe olvidar lo que lograron no hace tantos años.

El viaje perfecto para Dallas sería llegar al País de Nunca Jamás y que sus jugadores tuviesen ese “síndrome de Peter Pan” para que no creciesen nunca, pero los mejores tiempos de los veteranos ya pasaron, y ese viaje soñado no lleva a una isla donde los niños no crecen, sino que lleva al último puesto de la liga. Un lugar donde los Mavs no querrán volver nunca jamás.












(todos los datos son actualizados del día 28/11/2016)



D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----