Los Dallas Mavericks cortan a Nicolás Brussino



Las fuentes de Eddie Sefko no le engañaron cuando hace una semana publicó en el Dallas Morning News que lo más probable era que los Dallas Mavericks cortasen al alero argentino Nicolás Brussino antes de que se garantizase su contrato el día 20 de julio. Ayer, día 20, la franquicia anunció oficialmente que Nico no seguirá en Dallas.

Brussino firmó hace un año con los Mavericks, y pese a ser un completo desconocido para la mayoría de aficionados se hizo con un hueco en la plantilla demostrando su talento y capacidad para anotar de larga distancia durante el training camp. Durante la temporada regular no jugó mucho, pero sí que tuvo algunas actuaciones destacadas cuando recibió más minutos, y parecía que sus evoluciones iban por el camino correcto. 

Sin embargo, en algún momento los Mavs retrasaron la fecha en la que se garantizaría su contrato, y ahora han decidido cortarlo. El argentino tuvo una Summer League por lo general discreta, pero no peor que, por ejemplo, el que fue su competencia, Dorian Finney-Smith. Sin embargo, puede haber otros factores que hayan influido en la decisión, como su físico (es alto físicamente está lejos de ser un gran atleta) o sus lentos progresos con el idioma. 

También es posible que en Dallas tengan otro movimiento en mente que explique este corte, y habrá que esperar para verlo. Brussino era barato aunque se le hubiera garantizado el contrato (el mínimo este año, el mínimo el año que viene, tampoco garantizado), por lo que el coste de haberlo mantenido al menos hasta el training camp era bajo como para tratarse de un motivo económico. 

Dos nombres que sí que podrían estar en el training camp para luchar por ese puesto que deja Brussino son Ding Yanyuhang y Brandon Ashley. El primero cobra bien en China y seguramente necesite un puesto y contrato garantizado para convencerlo de dar el salto a la NBA. El segundo ha hecho buena Summer League pero ya estuvo en el pasado con los Mavericks y los Legends, y en ningún momento se quedó con los Mavs ni firmó ni siquiera un contrato de 10 días, prefiriendo a Uthoff por ejemplo antes que a él. Parece más candidato al segundo contrato dual NBA-G-League.

Sin embargo, Mike Fisher de DallasBasketball publica que Dallas no tiene pensado ofrecer contrato ni a Ding ni a Ashley (los Legends ya tienen sus derechos). Según Fisher, el plan de los Mavs es mantener por ahora el puesto abierto para tener flexibilidad de cara a posibles traspasos

También cabe la posibilidad (remota, supongo) de que el propio Brussino y su agente prefirieran quedar en libertad para ir a una liga donde pudiera jugar y quizás progresar más rápidamente. Sefko dice que su futuro está en Europa (tiene pasaporte italiano) y seguramente en España, donde no tendría problemas de idiomas y un jugador de su talento puede tener un papel importante. Para eso tendrá que pasar por el proceso de waivers sin que ninguna franquicia NBA lo reclame, algo que podría suceder por lo barato de su contrato.

Actualización: Los Atlanta Hawks anunciaron ayer que reclaman a Brussino

Según Agencia Fe, Donnie Nelson comunicó la decisión al agente del jugador el pasado sábado, diciendo que tenían que hacer hueco para dos jugadores. El mismo medio asegura que los Mavericks le ofrecieron un contrato dual para que se quedase con los Mavs y los Legends, pero la oferta fue rechazada. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Si aparece la oportunidad, los Mavs están en posición para hacer traspasos



"Estar preparado es la mitad de la victoria". 

Esa famosa cita atribuida a Miguel de Cervantes debe ser un mantra para la front office de los Dallas Mavericks. Su forma favorita de expresarlo es "vamos a ser oportunistas", pero para poder aprovechar al máximo las oportunidades hay que estar preparado con antelación. Eso es lo que están haciendo los Mavs. 

Por ahora, solo podemos leer señales. A partir de estas pistas, hace un par de días publicamos la respuesta más evidente a la pregunta "¿a qué esperan los Mavs?", cuya respuesta era aún más evidente: a que vuelva a ser su momento. Pero falta una segunda vertiente de esa lectura de señales, una en la que no entramos en profundidad en la entrada anterior para hacerlo en esta, y una respuesta más esperanzadora para los que esperaban movimiento a corto o medio plazo: si leemos las señales, también parece que los Dallas Mavericks se están poniendo en posición para realizar movimientos por medio de traspasos, y uno de ellos podría darse pronto. 

Vamos a plantear un juego de conectar ideas. Tenemos las siguientes pistas: 
  1. El contrato de $5 millones de Dirk. 
  2. Los Mavs operando como equipo por encima del límite salarial... por ahora. 
  3. El traspaso por Josh McRoberts ($6,021,175). 
  4. Renegociación de la fecha límite de Brussino hasta el 20 de julio. 
  5. Donnie Nelson diciendo en NBA TV que aún están trabajando en movimientos a corto plazo. 
  6. Rumores de que la renovación de Noel no está cercana
  7. Noel viendo a los Mavs en la Summer League, charlando y riendo con Carlisle, Cuban. 

Sobre la pista 1: ¿por qué $5 millones? Es la pregunta que nos hemos hecho muchos. ¿Por qué esa cifra exacta? Una forma sencilla de verlo es que si sumas estos 5 con los 25 de la temporada pasada, te sale que Dirk habría cobrado $15 millones anuales estas dos últimas temporadas. Tiene su lógica, pero con todo el dinero que ha perdonado Nowitzki, parece que habría sido aún más lógico haberle dado el espacio salarial sobrante como el año pasado o un contrato mayor. Se puede argumentar que cobrando 5 millones su cap hold es más pequeño el verano que viene, pero Dallas seguramente renuncie a ese cap hold igualmente. Por ahora lo dejamos en el aire...¿por qué $5 millones?

Cojamos la pista número 2. Los Dallas Mavericks han elegido actuar como equipo por encima del límite salarial, firmando a Nowitzki con sus bird rights, traspasando por McRoberts con la trade exception de Bogut, y manteniendo la mid level exception grande. Pero eso no quiere decir que, si hace falta, no sean capaces de pasar ahora mismo a ser un equipo con espacio salarial. En un segundo vemos por qué. 

Pista número 3: los Dallas Mavericks traspasaron a A.J. Hammons y la trade exception de Andrew Bogut a cambio de Josh McRobets, una segunda ronda de 2023 y una buena cantidad en cash. 

Vale, unamos ahora las pistas 1, 2 y 3. El contrato de Dirk, actuar por encima o por debajo del límite, el contrato de McRoberts. Recojamos la pregunta que teníamos en el aire. ¿Por qué $5 millones para Nowitzki? Si relacionamos los tres puntos, la explicación puede ser la siguiente: es la cantidad aproximada que permite, por un lado, ser suficientemente grande para mantenerte justo por encima del límite salarial tras su firma y mantener así las trade exceptions y la mid; y por otro lado, es lo suficientemente pequeña para que, si quieres pasar a operar más adelante por debajo del límite, mantengas la mayor cantidad de espacio salarial posible. Dallas podría ahora renunciar a todas sus excepciones, mantener solo el cap hold de Noel, y contar con alrededor de $6 millones libres en espacio salarial; o bien mantenerse por encima quedándose todas las excepciones y quedarse con la mid exception de $8.4 millones.

Podemos preguntarnos si merece la pena tanta molestia cuando bien se podría haber renunciado a las excepciones, firmar a Dirk, hacer el traspaso con espacio salarial, y seguir teniendo esos $6 millones libres. Pero la clave aquí, y es lo inteligente, es mantener abiertas todas las opciones posibles. Poder seguir los dos caminos. 

A priori, $8.4 millones son mejores que 6, claro. Pero la mid no te permite absorber un contrato en un traspaso. El espacio salarial sí, y puedes añadir a otros jugadores en el traspaso. Y esta es la explicación que más me convence con respecto al nuevo contrato de Dirk, teniendo en cuenta especialmente cómo Dallas ha pasado olímpicamente de todos los agentes libres: desde el momento de su firma hasta el momento en el que se firme a Nerlens Noel (pista 6: la firma de Noel no está cercana) los Mavericks pueden buscar ese movimiento en el que absorber un contrato de un jugador que les interese, o de un jugador que llegue junto a una ronda, etc. 

Esa es la introducción a la opción de traspaso a corto plazo, y ahora solo tenemos que sumar las pistas 4, 5, 6 y 7 a la ecuación. 

Pista número 4: Eddie Sefko sigue empeñado en que Nicolás Brussino será cortado o traspasado antes del día 20, que es cuando se convierte en garantizado su contrato para la temporada que viene. Con los destellos de talento que hemos visto de Brussino sería una decisión bastante cuestionable, pero ya lo analizaremos si llega el momento. 

Lo importante aquí para nuestra teoría es que se ha producido una renegociación. No sabemos en qué punto, la fecha límite de Brussino ha pasado de ser el 6 de julio, como ponía en su contrato inicial, al día 20. Podría ser para tener la Summer League para analizar si merece la pena continuar la apuesta por él, pero, como he dicho, las muestras de talento han sido suficientes, y la apuesta no es cara, así que lo más lógico parece la otra opción: Dallas ha creado una pequeña arma de traspaso. A cambio, seguramente hayan hecho mayor su porción asegurada en caso de ser cortado. 

Ahora los contratos no garantizados no funcionan como antes. Cuando entra uno en un traspaso, para cuadrarlo solo cuenta la parte garantizada del mismo. Pero aún así sigue sirviendo como posible alivio económico, aunque sea en menor medida, si la franquicia que lo recibe lo corta. 

Pista 5: Donnie Nelson diciendo que están trabajando en cosas a corto plazo. Puede ser verdad, puede referirse a la firma de Maxi Kleber, o puede estar mintiendo como un bellaco. "Si mis labios se mueven, es que estoy mintiendo", dijo una vez su padre Don. Lo dejaremos solo como pista complementaria.

Pistas 6 y 7: durante el último partido de Summer League se produjo una situación curiosa. Nerlens Noel fue a ver a los Mavs, pero lo que podría haber sido algo incómodo por no haber renovado aún (y estar supuestamente lejos de hacerlo) terminó siendo una colección de conversaciones y risas del pívot con Rick Carlisle o Mark Cuban. No hay que mezclar negocios y placer o amistad, pero en directo todo se vio extremadamente raro. Daba la sensación de que después del partido podría llegar incluso el anuncio de su firma, pero lo que llegó fue lo contrario, Tim Cato diciendo que la firma está lejos. 

Claro, que si sumamos todas las pistas, con un elemento que ya hemos introducido y con nuestro gusto por la conspiración, puede que la firma esté lejos... a propósito. 

Uniendo todas las pistas: A Dirk se le firma esa cantidad para seguir manteniendo la posibilidad de tener espacio salarial ya mismo si se quiere; la ventana de oportunidad para ese movimiento va desde la firma de Dirk, que ya se ha producido, hasta la de Noel, que, según rumores, está lejana; la fecha límite de Brussino se ha renegociado para que sea el día 20. Hasta entonces los Mavs (u otra franquicia a la que sea traspasado) podrían cortarlo y que su contrato no se garantice. 

Todo lo anterior parece indicar que Dallas se ha puesto en posición para hacer un traspaso a corto plazo, con el día 20 como límite si se quiere aprovechar el contrato no garantizado de Brussino, pero con la firma de Noel como deadline real. Si sumamos a Nico al espacio salarial, el contrato que podrían acomodar los Mavericks estaría entorno a los $7.5 millones. No es mucho, pero da algunas posibilidades como las dos conocidas de Portland (Aminu, Davis), Spencer Hawes en unos Bucks que están rondando el impuesto de lujo, etc. 

Resumen de la opción a corto plazo: entre las firmas de Dirk y Noel, los Mavs podrán caer por debajo del límite para acomodar hasta $7.5 millones si así lo desean. 

Vamos a la opción de traspaso a medio plazo, de cara al próximo trade deadline, en la cual es crucial la pista número 3: el contrato de Josh McRoberts, expiring de $6,021,175. ¿Por qué es mucho mejor tener ese contrato que la TE de Bogut? Porque se le pueden sumar otros contratos en un traspaso, y a una TE no. Ahora mismo, si los Dallas Mavericks quisieran hacer un pack para traer a un jugador con un contrato grande, sumar a McRoberts, Dwight Powell y Devin Harris te da un total de $19.426.846, que a su vez te permite recibir $24.426.846. en un traspaso. Si le sumas $6 millones más de un Spencer Hawes o Ed Davis conseguido ahora, estás en rango para igualar el contrato de cualquier jugador de la liga y que solo Powell tenga una carga salarial más allá de esta temporada. 

Aquí entra el miedo al estancamiento del límite salarial que ya hemos visto este verano y que seguirá ocurriendo en los siguientes. ¿Cuántas franquicias estarán dispuestas en el límite de traspasos a dar algo de valor a cambio de deshacerse de sus errores del verano pasado y hacer borrón y cuenta nueva?

Nunca se sabe qué posibilidades pueden aparecer. A lo mejor los Lakers te dejan llevarte a Julius Randle si les quitas a Luol Deng. A lo mejor los Bucks ven que el lesionado Jabari Parker no funciona con Giannis y lo tienes en el mercado junto a Henson o Monroe antes de que tengan que renovarlo el verano que viene. A lo mejor sucede lo mismo con Aaron Gordon en Orlando, franquicia que tiene general manager nuevo y ha apostado por Jonathan Isaac, y siendo Gordon agente libre en verano a lo mejor te lo encuentras en "rebajas" si te llevas a Biyombo o Vucevic con él. Esas son tres situaciones que se asemejarían a las circunstancias en las que Dallas se hizo con Nerlens Noel. A lo mejor sale otra estrella al mercado, como DeMarcus Cousins, Jimmy Butler o Paul George en los pasados meses, y estás en situación de hacer una jugada. 

O a lo mejor no pasa nada de eso, ni ahora ni en el trade deadline, y te guardas tu espacio salarial, e intentas renovar a Seth y mejorar a través del Draft y del verano que viene. De hecho, dejando a un lado nuestras conspiraciones y elucubraciones (que a mí al menos me encantan), es la opción más probable. Con diferencia. 

Pero siempre que sea posible tienes que ponerte en situación para poder actuar si es necesario. Y los Dallas Mavericks están preparados. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Los Dallas Mavericks firman al alemán Maxi Kleber



Los Dallas Mavericks han firmado un acuerdo con el alero alemán Maxi Kleber, según adelantó primero el periodista alemán André Voight y confirmó después Tim MacMahon.




Según se llevaba rumoreando durante hace unos cuantos días, los Mavericks y el jugador ya tenían un acuerdo, pero estaban negociando el pago de la cláusula de rescisión de su contrato con el Bayern de Munich. Se esperaba que ese acuerdo llegase pronto, y de hecho los Mavs lo habían incluido en su lista inicial para la Summer League de Las Vegas, pero al final se ha demorado. 

La cantidad que las franquicias pueden pagar en rescisiones fuera de la NBA se ha incrementado en el nuevo convenio hasta unos $700.000 iniciales, pudiendo aportar más pero con esa cantidad extra contando en contra del salary cap (técnicamente sería como sumarlo a su salario). No se sabe cuánto ha costado su rescisión. 

Según el tweet de MacMahon, y a la espera de más información, el contrato es por el mínimo parcialmente garantizado. Podemos suponer que, utilizando la estrategia de temporadas pasadas con jugadores como Nico Brussino, Salah Mejri o Dorian Finney-Smith, se trata de un contrato de al menos dos o tres temporadas, pero habrá que confirmarlo.

Edición 15 de julio: MacMahon informa de que se trata de un contrato por el mínimo y dos temporadas. Su salario para la 2017-18 está totalmente garantizado, mientras que la 18-19 es opción de equipo. 

Kleber es un ala-pívot de 25 años nacido en Wuzburg (igual os suena), que en su tiempo en el Bayern ha expandido su rango hasta poder ser considerado un cuatro abierto, metiendo el 36.5% de los 241 triples que ha intentado en las dos últimas temporadas en Alemania. 


Maxi Kleber es el segundo jugador con pasado en el Obradoiro que firman los Mavs, por cierto, con Salah Mejri siendo el primero. Como hizo el pívot, tendrá que ganarse el sitio en el training camp. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

¿A qué esperan los Mavs? Si nos fijamos en las señales, la respuesta es evidente



No estamos acostumbrados a que los Dallas Mavericks pasen por el mercado sin hacer mucho ruido. Hasta a los que habíamos avisado de que este iba a ser un verano tranquilo, por no decir aburrido, se nos ha hecho dura la aparente falta de actividad en las oficinas. Ni rumores fiables, ni firmas interesantes. Incluso los agentes de algunos jugadores, acostumbrados a los Mavericks de otros años, se empeñaban en filtrar el nombre de los Mavs como posibles interesados en sus clientes, sin tener en cuenta que este año no, que Dallas no encajaba en esos rumores para nada (Jrue Holiday, Derrick Rose, Michael Carter-Williams...). 

Todo está resultando excesivamente lento, como si los Dallas Mavericks estuviesen esperando a algo. Ninguno sabemos exactamente qué está pasando detrás de las cortinas. Pero, en realidad, sí que podemos hacernos una idea con lo que hemos visto hasta ahora. 

Una situación que comienza a impacientar a los fans es la de Nerlens Noel. Por ahora no hay acuerdo entre franquicia y jugador, y las pocas señales que recibimos indican que los Mavs han hecho su oferta y están a la espera de que Noel sea capaz, o no, de encontrar a otro equipo que le firme por más aún a sabiendas de que Dallas igualará lo que sea. 

El primer día del mercado, Tim MacMahon dijo que los Mavs estaban preparados para pagar a Noel lo que el mercado demandase, y por ahora ese mercado lo están marcando los mismos Mavericks. Del resto de franquicias, solo parece que Atlanta o Phoenix puedan hacer una oferta de más de $20 millones, con los Nets aún como posibilidad si se deshacen de algunos contratos no garantizados. No sabemos qué han ofrecido exactamente Cuban y compañía al pívot, pero sí que sabemos que han decidido negociar en la medida de lo posible y no pujar contra sí mismos, como puede ser que hicieran el verano pasado con Dwight Powell, cuando podían haber esperado simplemente a que firmase con otra franquicia e igualar pero llegaron a un acuerdo por adelantado del que ahora probablemente se arrepientan.

No hay una fecha límite clara en el horizonte para saber cuándo se va a solucionar la situación de Noel. Puede ser en breve, si firma con otra franquicia y los Mavs igualan. Puede alargarse algunas semanas más, si no consigue esa oferta de otro lugar pero lo continúa intentándolo. En casos como los de Bledsoe o Tristan Thompson, se llegó casi al mes de septiembre. En excepciones como Motiejunas, a lo largo de la temporada. Otra opción es que Noel firme la qualifying offer por $4,1 millones, juegue un año más y sea agente libre sin restricciones el verano que viene. En ese caso rechazaría un contrato que podría estar entre $70 y $90 millones por la posibilidad de firmar más el verano de 2018. Siendo algo que ocurre en pocos casos, nada es descartable.

El principal movimiento ocurrió hace unos días, y fue el traspaso que llevó a Josh McRoberts a Dallas. No nos engañemos, los Mavs no ven a McRoberts como un jugador que vaya a aportar. Hicieron el traspaso porque libera algo menos de un millón para el verano que viene con la salida de A.J. Hammons, porque añade una segunda ronda en 2023 (lejana, puede salir un Satnam, un Hammons o un Crowder), porque los expirings como los de McRoberts pueden volver a ganar valor este año (quizás los Mavs piensen en la posibilidad de hacer otro movimiento al estilo Noel en febrero), y porque los Heat enviaron más de $5 millones en cash para cubrir los costes de su contrato. 

"Estamos en reconstrucción, ¿verdad?", dijo Mark Cuban durante una de las retransmisiones de la Summer League. "No hay dudas sobre ello. Si estuviésemos en el Este, no estaríamos reconstruyendo, lo estaríamos llevando de forma completamente diferente. Pero dado dónde estamos, dado dónde están los Warriors y lo que está pasando en la Conferencia Oeste, casi que no podíamos hacer otra cosa". 

Esas declaraciones dejan bastante clara la situación. Bajo las condiciones actuales, y contando con una renovación de Noel por algo menos de $20 millones, Dallas tendría entre $12 y $15 millones libres en el verano de 2018. Esa cantidad se podría aumentar cortando contratos no garantizados (Brussino, Finney-Smith) y renunciando a Salah Mejri. También, por supuesto, traspasando o cortando a Dwight Powell ($9,631,250) o Wes Matthews (opción de jugador de $18,622,514). En 2018 y 2019 hay clases de agentes libres más potentes que las de este verano, pero hace falta algo más para aspirar a algo que no sea solo renovar a Seth Curry. Y no menciono 2019 por casualidad: para entonces el contrato de Matthews habrá terminado, Harrison Barnes tiene opción de jugador, y Dallas podría presentarse al mercado con una buena cantidad de espacio salarial y con Smith, Noel, otro pick de Draft y quizás Seth Curry como base joven y puede que atractiva. 

Otra indicación: según contó el propio Zach Lowe en su podcast, Harrison Barnes le escribió para decirle que debería haber incluido a los Dallas Mavericks en una de sus columnas en ESPN como uno de los ganadores del verano, porque tendrán espacio salarial para el verano que viene. Y podemos entender que Barnes estará al corriente de los planes de la franquicia. 

Nadie quiere hablar del tanking, pero si leemos las señales que hemos recibido en estos 11 días de mercado, creo que conforman una flecha en esa dirección. No un tanking extremo, como el realizado por los Philadelphia 76ers, pero sí el entendido como dejar pasar oportunidades para mejorar en el presente para tener más flexibilidad y, si todo va bien, mejores jugadores en el futuro vía Draft. Como no hacer un intento por un jugador joven que sale barato como Ben McLemore u otro relativamente aún joven como Tyreke Evans que sale regalado. Dos tipos de movimientos que habrían encajado en los planes de los Mavericks de temporadas pasadas. 

Pero parece que este verano el plan ha cambiado. Dejar pasar oportunidades como esas. Absorber un contrato a cambio de espacio salarial futuro y una segunda ronda. Según los rumores, no entrar en las conversaciones por los jugadores de los Celtics que podían salir (Smart, Crowder, Bradley, quien al final salió) por no estar dispuesto a dar una primera ronda que prevén que puede ser buena. El plan completo de los Mavs solo lo conocen ellos, y puede que al poco de publicar esto den un giro y dejen en ridículo toda esta explicación. Pero las señales están ahí. E indican un cartel que pone "en la 2017-18, hasta donde nos lleven los chavales que tenemos. Sea luchar por los Playoffs si Rick hace un milagro, o sea otro pick top 10 de Draft". 

Es diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, y por eso a lo mejor cuesta hacerse a la idea, pero estos Mavs no están siendo construidos para ganar ahora. Y, de hecho, ganar ahora más gracias a nuevos fichajes, pero al mismo tiempo no ganar lo suficiente para entrar en Playoffs, solo complicaría más las cosas. 

Los Dallas Mavericks han reconocido un Oeste imposible de ganar por la presencia de los Warriors, en el que cualquier refuerzo posible este verano probablemente no asegure la presencia en la post temporada, y cualquier dinero comprometido, sumando a lo que ya hay y habrá (Noel) en las cuentas, podría llevar más a una situación de estancamiento que de mejoría. En definitiva, han visto que este no es su momento. Llamémoslo reconstrucción o tanking, como se prefiera: básicamente, los Mavs esperan a que vuelva a ser su momento. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Los Mavs reciben a Josh McRoberts a cambio de A.J. Hammons



Los Dallas Mavericks acordaron durante la pasada noche traspasar al pívot A.J. Hammons a los Miami Heat a cambio de Josh McRoberts y una segunda ronda futura, según numerosos medios estadounidenses. 

Se trata de un 'salary dump' para esta temporada para Miami, pues los Heat necesitaban aligerar salarios para diversas renovaciones y el contrato expiring por 6 millones era el candidato más claro. Los Mavs, a su vez, liberan los $1,544,951 que iban a pagar a A.J. Hammons de cara al verano que viene, en su esfuerzo por tratar de mantener la situación lo más flexible posible en el verano de 2018. 

A los Heat les sale bastante barato deshacerse de McRoberts, pero su situación con las rondas es complicada hasta el punto de que no podrían dar primeras rondas y la segunda que recibirá Dallas probablemente sea bien pasado el año 2020 (apunta a 2022). Es el Dwight Powell particular de los fans de Miami, un jugador del que llevan años queriendo deshacerse, con la diferencia de que en el caso de McRoberts apenas ha jugado por lesiones y ahora es expiring. Los Heat también enviarán dinero en efectivo para suavizar el impacto en el bolsillo de Cuban. 

Para Dallas, todo se basa en abrir algo más de espacio para el verano que viene y recibir un activo futuro con una segunda ronda que por lo que sabemos hasta ahora está sin proteger. Tener espacio salarial el verano que viene ayudaría a una posible renovación de Seth Curry, como ya hemos mencionado en numerosas ocasiones, pero también puede venir bien en una clase de agentes libres mucho más potente que la que hay este verano. 

A.J. Hammons no ha debido convencer al cuerpo técnico en su año en Dallas, pues ya en las últimas semanas llegaban rumores de que podría ser cortado pese a tener el salario garantizado en caso de necesitar un espacio más en la plantilla. Hammons fue el pick 46 del Draft de 2016 y cumple 25 años a finales de agosto.

Josh McRoberts es secundario en la operación, pero supondremos que los Mavericks también pueden ver en él un interior aprovechable... siempre que esté sano, pues no ha jugado más de 42 partidos en ninguna de las tres temporadas anteriores. En su última temporada sano en Charlotte promedió 8,5 puntos, 4.8 rebotes y 4.3 asistencias. 

Para este movimiento se utiliza la trade exception generada con el traspaso de Andrew Bogut a Philadelphia, por lo que los Dallas Mavericks han optado finalmente por operar como franquicia por encima del límite salarial. Eso significa que su mejor arma para firmar agentes libres ahora es la excepción media, de $8,4 millones, aunque visto lo ocurrido en los últimos días quizás no lleguen a utilizarla. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----