Los Mavericks tratan de mantener su cultura en las derrotas, y Nerlens Noel está sirviendo de ejemplo



Cuando los Dallas Mavericks se encontraron con uno de los peores récords del Oeste en diciembre de 2016, los Mavsoquistas se dividieron entre Team Tank y Team 8th Seed. El contexto era propicio para la división: por un lado llegaba una clase del Draft que estaba siendo alabada por los scouts, y por otro los Mavs tenían un equipo veterano que apuntaba más alto pero que había sido masacrado por las lesiones, y los fans no estaban acostumbrados a perder tanto. 

Este año, sin embargo, prácticamente no hay división, y tras tan solo un mes de temporada regular, la mayoría de fans de los Mavs están / estamos mentalizados de que toca otra temporada larga, con muchas derrotas y, ojalá, con un muy buen pick de Draft en el horizonte. Ver los efectos en forma de Dennis Smith Jr. de lo que un puesto de honor en el Draft te puede traer probablemente también haya ayudado a la causa. Y, sinceramente, uno se termina acostumbrando a perder. La siguiente derrota siempre duele menos. 

Eso es, precisamente, lo que los Dallas Mavericks intentan evitar que ocurra con sus jugadores. Los Mavs no quieren confundir el pasar a ser un equipo joven en reconstrucción con pasar a ser un mal equipo acostumbrado a perder y una mala organización. El gran temor de todos es que entres en una reconstrucción y te encuentres convertido en un Sacramento Kings o un (en menor medida ya este año) Minnesota Timberwolves. Estos procesos de reconstrucción se llevaron a cabo en franquicias inestables, que tomaron muchas decisiones dudosas en los despachos, y que terminaron alargando su sufrimiento hasta el infinito. 

Los Mavs no están libres de decisiones estúpidas, pero al menos siguen manteniendo una estructura sólida en la que sabemos que Mark Cuban, Donnie Nelson y Rick Carlisle proporcionan estabilidad cada uno en su estamento. Y lo más importante de todo para ellos es llevar estos tiempos por el lodo con dignidad y manteniendo una cultura de trabajo en la franquicia. Cualquiera que haya visto los últimos partidos no puede reprochar mucho al equipo en el aspecto del esfuerzo y ese es el entorno en el que quieren que aprendan los jóvenes que están y los que vendrán. 

Es por eso por lo que se valora tanto dentro de la organización la figura de Wes Matthews o la de Harrison Barnes, dos ratas de gimnasio que trasladan su intensidad también a la pista, o por lo que podemos dar por asegurado que J.J. Barea o Devin Harris siempre contarán con minutos mientras se encuentren sanos. Incluso por lo que Dwight Powell ha empezado jugando tanto pese a un rendimiento irregular. 

-----
-----

También empiezo a pensar que es por esto mismo por lo que estamos viviendo la situación actual con Nerlens Noel. En una franquicia donde se quiere que se trabaje mucho y se juegue duro pese a seguir sumando convenientes derrotas, Noel está sirviendo como ejemplo público de que da lo mismo cuál sea tu pedigrí, tienes que trabajar para jugar. Ni el que escribe estas líneas, ni los que las estáis leyendo, sabemos lo que pasa de puertas hacia adentro en los entrenamientos. Pero la cita “los minutos hay que ganárselos” de Rick Carlisle sobre la situación de los minutos de sus pívots es la explicación más clara que nos van a dar sobre lo que está sucediendo: a ojos de Rick y su equipo, Nerlens no se está esforzando lo suficiente. Y como Powell y Mejri si lo están haciendo, juegan más que él. Noel puede rendir más en la pista que ambos y eso, en mayor número de minutos, haría que los Mavs fuesen más competitivos. Pero este año el objetivo no parece ese, sino mantener la cultura de trabajo, donde los minutos son una recompensa, y donde perder o ganar no importa tanto (lo cual suele llevar más a perder que a ganar). 

Si ganar fuese lo primero, Dirk Nowitzki no sería el pívot titular, para empezar, pero esa no es la prioridad este año. Algunos ya han empezado a llevar esto al extremo y lo mismo que los rumores sobre Cousins están ya a la orden del día, también son cada vez más los que se suman a la teoría de que Noel no juega más porque los Mavs están tanqueando y no interesa ganar (y por eso cuanto más juegue Wes 'Tank Commander' Matthews, mejor). Sin embargo, de entre todas las teorías, creo que esta es la que más encaja por cómo han sucedido los acontecimientos y por las declaraciones: Noel es un ejemplo. Esto no niega ninguna de las otras versiones tampoco: si el pívot hubiese firmado el contrato que le ofrecieron los Mavs esto no estaría pasando, de eso podemos estar seguros. Pero tal y como están las cosas, el contexto es ideal para que Nerlens sirva de advertencia para el resto. 

No es descartable que Noel termine dando la vuelta a la situación y jugando más minutos, como tampoco es descartable que sigamos por esta misma senda durante todo el año. Ni siquiera se puede descartar el traspaso del pívot. No podría realizarse hasta después del 15 de diciembre y Noel perdería sus Bird Rights en caso de traspaso, y por eso mismo tiene la capacidad de vetar cualquier movimiento. Sin embargo, si sus expectativas de futuro son quedarse en el banquillo en Dallas e irse a otro lugar en verano, esa otra franquicia no va a tener sus Bird Rights igualmente, así que podría salirle a cuenta aceptar un traspaso a una franquicia que crea que puede recuperarlo y darle un rol con minutos importantes,  que aspire a llegar lejos en Playoffs y vea en Noel una pieza que refuerce su rotación interior. 

-----
-----

Como esa otra franquicia no va a tener sus derechos tampoco va a dar mucho a los Mavericks, pero puede ser también una forma para Dallas de recuperar algo de lo perdido con Philadelphia. Aquello no fue mucho, al menos mientras Justin Anderson no explote, y era un experimento con un potencial alto y un riesgo bajo. Si los Mavs deciden dar por finalizado el intento y Noel prefiere ir a un sitio donde tenga más minutos asegurados de cara a buscar un mejor contrato en verano, entonces la opción del traspaso es viable. Un equipo como los Jazz, en la lucha por los Playoffs y con Rudy Gobert lesionado, podrían encajar como parte interesada. El único beneficio que pueden tener los Bird Rights de cara a un futuro en el que ambas partes separan sus caminos es si se trabaja un sign and trade en verano. La previsión es que haya muy pocas franquicias con espacio salarial libre en julio. Un S&T abriría un abanico mayor de posibilidades a Noel, y a Dallas le daría la opción de recibir algo a cambio de la franquicia que se lleve al pívot. 

Nerlens Noel está manteniendo una imagen pública profesional, no está dando muestras de descontento, aunque debe de estarlo, y está declarando siempre lo que debe, aunque sean respuestas cliché. En ese sentido, Noel ya ha demostrado una mejoría, pero todo parece indicar Rick Carlisle lo está utilizando como ejemplo, y que Dallas quiere dos cosas esta temporada: un buen pick de Draft, y mantener la cultura de trabajo. Si Noel es efectivo en la pista no ayuda a lo primero, y si lo es, además, esforzándose menos que sus compañeros, tampoco ayuda en lo segundo. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Mavs Power Rankings

Mavs Power Rankings #1

Estamos ante una duro año en el proceso de reconstrucción que debe llevar a los Mavericks a ser de nuevo un equipo competitivo en la liga. La pasada temporada trasladamos al blog vía twitter una tradición del foro de BasketAmericano eligiendo a los mejores jugadores de los Mavs en cada partido. En el estado en que está el equipo ahora mismo no apetece mucho ponerse a pensar en ello tras ser borrado de la pista en algunas ocasiones o tras un partido malo o feo. Incluso queriendo a veces es difícil de diferenciar lo positivo de lo bochornoso. Muchos puede que ni estéis viendo los partidos últimamente y dediquéis vuestro tiempo a otros equipos o cosas más provechosas. Como aquí se nos conoce bien por ser #Mavsoquistas no os sorprenderá que veamos cada partido hasta los minutos de la basura con Kebler de SG.
Cada tres semanas me encargaré de comentaros un poco en que estado de forma están los jugadores de los Mavs, si juegan bien, mal, mejor o peor de lo esperado, etc. En formato power rankings y manteniendo esa clasificación global, esta vez, únicamente a criterio de un servidor.



1.- Harrison Barnes ⏫⏫
El cambio de ritmo en el juego con la llegada de Smith no sentó muy bien a Barnes en los primeros partidos, en los que estuvo bastante discreto. Pero poco a poco vuelve a sus números aunque su juego también ha cambiado. Está jugando mucho menos en aclarados y penetrando más a canasta, también lanzando más de tres. Rebotea más que la temporada pasada y también está trabajando en aumentar su número de asistencias aunque de momento lo ha hecho más el de pérdidas. Me gustaría verlo jugando pick&roll con Smith Jr, pero de momento Carlisle apenas los está involucrando en juego conjunto.
Harrison sigue siendo el mejor jugador de la plantilla, todavía en progresión para ser mejor jugador cada día, y es junto con Dennis el mayor valor de futuro de los Mavs.

2.- J.J. Barea ⏫⏫
El boricua está al nivel más alto de su carrera, parecido al del año pasado pero sin lesionarse por el momento. Sale cada noche a la pista y sabes lo que te va a dar, pese a no estar conectando con Noel y Powell en el alley-oop como la temporada pasada, se está mostrando muy consistente en ataque en un rol puro de anotador, castiga bien en penetraciones cuando el rival no tiene un buen protector del aro y lanza de tres puntos a un 40%. Aquel Barea que vivía del pick&pop con Nowitzki ha dado el último paso en su carrera generando ahora sus propios tiros y anotación.
Si bien es cierto que no está haciendo jugar mucho al equipo, liderando la segunda unidad mantiene muchas noches al equipo dentro de los partidos cuando podrían ya darse por perdidos en la primera mitad.

3.- Dennis Smith Jr. ⏫⏫
El #9 pick del último draft ha sido, por el momento, un acierto total. Cada día vemos estadísticas de rookie que solo quedan a comparación de Irving, LeBron, Paul, Garnett y otros jugadores de esa talla. Además, no son solo los registros que logra, sino la forma en que lo hace, la sobriedad y el carisma que desprende son innegables y su futuro apunta muy alto. Siempre que su rodilla lo permita, Dennis puede que sea el robo de draft, pero si cayó hasta el #9 fue porque otras franquicias no se fiaban de su rodilla y ya se ha perdido un par de partidos y sido duda en otros dos, los Mavs tienen una joya de futuro y es normal también que no quieran arriesgar nada con él, tiempo tendrá para ello, pero de momento está siendo la ilusión para los aficionados mavsoquistas.




6.- Nerlens Noel ⏬⏬
Es muy complicado explicar la situación de Noel, básicamente porque desconocemos lo que pasa de puertas para adentro y cuanto de esta situación estaba premeditado. Noel tuvo unos muy buenos minutos como suplente en los primeros partidos que le llevaron a la titularidad, pero a partir de ahí se ha ido desvaneciendo hasta desaparecer de la rotación completamente en favor de Mejri y Powell. Queda mucha temporada para que se arregle la situación y Noel muestre (y Carlisle saque) lo mejor de él. Sino, seguramente se busque una salida, aunque no sería fácil. En tal caso quedaría por bueno que el jugador rechazara el contrato que se le ofreció en verano y los fans podrían seguir soñando con Cousins.

9. Wesley Matthews ⏬⏬
Dr. Jekyll y Mr.Hyde. Matthews tiene enfrentados a muchos fans de los Mavericks, aunque creo que los que le "odian" son mayoría ya y en aumento. Bien por la falta de talento de la plantilla, o por un intento en vano de justificar los millones que cobra, Wes hace (o intenta) cada noche mucho más de lo que es capaz de hacer. Sigue teniendo defensas al hombre de élite, como la que le hizo a LeBron este fin de semana y unos buenos porcentajes de tres cuando está libre. Pero sigue tirando de cualquier manera en la posesión siguiente tras meter una canasta, no llega al 40% en tiros de campo, su defensa sin balón es cuanto menos cuestionable y pierde casi dos balones por partido, ¿sigo?



 NP- Dwight Powell ⏬⏬
Se está intentado, pero no hay manera de que Powell despegue y se muestre como un jugador sólido para la NBA. Aquí, al contrario que con Noel, la apuesta en su contrato ya está hecho, seguramente es un chico mucho más humilde y trabajador y en ello se escuda Carlisle cada vez que le preguntan sobre la distribución de minutos de sus interiores. Condiciones tiene, pero le falta agresividad y claridad en la toma de decisiones, seguramente esto por los tumbos que le llevan dando en su rol en los últimos tiempo, prácticamente lo único que tiene claro es que si está libre en la línea de 3, tiene que lanzar. Seguirá teniendo oportunidades y salvo que lo puedan meter en algún traspaso o se pesque algo gordo en verano y lo corten con la strech cumplirá los dos años de contrato que le quedan en Dallas.


Estoy asignando 3, 2, y 1 punto a cada partido entre los mejores, 5, 3, 2 y 1 en las victorias. Así está la clasificación global:
1.- Barnes    25
2.- Barea    22
3.- Smith    16
4.- Yogi    6
5.- Harris    4
6.- Noel    4
7.- Finney-Smith    3
8.- Nowitzki 3
9.- Matthews 3
10.- Mejri    2

¿Qué te ha parecido mi primer análisis de esta temporada? Coméntanos si estás de acuerdo o piensas que son otros los mejores o peores hasta el momento en el blog o vía twiter!
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Oklahoma City Thunder 112 - 99 Dallas Mavericks (Crónica)



Por Álvaro Rodríguez. 

Nueva derrota de los Dallas Mavericks, esta vez en su visita al Chesapeake Energy Arena de Oklahoma City ante unos Thunder mermados por las bajas de Steven Adams y Carmelo Anthony. 

Ambos equipos acusarían el cansancio (segunda noche de back-to-back para los Mavericks, tercer partido en 4 días para los Thunder) al inicio del choque, mostrando poca fluidez en ataque e intercambiando errores en el lanzamiento.  Pasados 4 minutos, tras 4 triples seguidos fallados por su equipo y 5 puntos anotados por Paul George sin oposición, se acababa la paciencia de Carlisle, que pedía al primer tiempo muerto del partido con 7-9 en el marcador para los locales. Mejri  saldría desde el banquillo y aportaría actividad y energía en sus primeros minutos en pista (además de su ya tradicional tapón a Westbrook), aunque no estaría especialmente acertado. La salida de Barea al campo, tras la que los Mavericks anotaban  tres triples consecutivos, cambiaría un poco la dinámica y devolvería el liderato a los de Texas, siendo el resultado en esos momentos el mismo con el que llegaríamos al final del primer cuarto: 20-18. El 36% en tiros de campo de los Mavericks y el 29% los Thunder daban una idea de cómo estaba siendo el encuentro.

Iniciado el segundo periodo, Felton terminaba con una racha de los Thunder de más de 4 minutos sin anotar con un tiro de media distancia y ponía a su equipo de nuevo por delante con una bomba, precedida de una canasta de 3 puntos de Huestis. Un triple liberado de Powell desde la esquina sería la primera buena noticia para los Mavericks en el cuarto, pero duraría poco la alegría, ya que los Thunder conseguirían una pequeña diferencia de 6 puntos en los minutos siguientes. La sucesión de errores en el tiro y en el pase de ambos equipos (41% en tiros de campo y 22 pérdidas entre los dos en ese momento) nos llevaría al descanso, que alcanzaríamos con una canasta de Dennis Smith Jr. que ponía el 44-42 en el luminoso.

Tras el paso por vestuarios, Dennis sería el primer jugador del partido en alcanzar dobles figuras en anotación, pero sería rápidamente contestado por buenas acciones de Westbrook y George, lo que obligaba a Carlisle a parar el partido con 48-52 para los de casa. El tiempo muerto no tendría el efecto deseado, ya que el equipo local parecía haber salido con una marcha más. Pese a los esfuerzos de Barnes y Dennis Smith Jr. por mantener a su equipo cerca en el marcador, los Thunder abrirían brecha de la mano de sus jugadores referencia, poniendo el 56-71. Harrison Barnes daba la cara, pero su buena labor no era suficiente, Las dos estrellas rivales habían decidido acabar con el partido y se combinaron para anotar 32 puntos en ese tercer cuarto, que finalizaría con el resultado de 67-83. 

El último cuarto pasaría sin pena ni gloria, pues los Mavericks nunca consiguieron reducir la diferencia por debajo de los 12 puntos, pero permitió engordar aún más las estadísticas de Paul George y Russell Westbrook. El primero acabaría con 37 puntos (7 triples), 8 rebotes  y 5 asistencias, mientras que el segundo lo haría con 27 puntos,  6 rebotes y 5 asistencias.  Habría minutos para los menos habituales como Withey, Kleber o Clavell (activado hoy por la lesión en las costillas sufrida por Harris en la noche anterior ante los Cavaliers). Incluso jugó Nerlens Noel los dos últimos minutos del partido, pese a ir en ese momento su equipo perdiendo por 18 puntos, evidenciando que, ahora mismo, Carlisle no cuenta en absoluto con él.

Destacaron los 22 puntos y 13 rebotes de Harrison Barnes (segundo doble-doble consecutivo para él) y los 18 puntos de Yogi Ferrell, ambos anotando con buenos porcentajes. La nota negativa la volvió a poner Wesley Matthews. Pese a seleccionar sus tiros mejor de lo que nos tiene acostumbrados habitualmente, estuvo negado de cara al aro y falló los 9 lanzamientos a canasta que hizo durante el partido.

La derrota deja a los Mavericks con el peor récord de la NBA ahora mismo, siendo su balance de la temporada 2 victorias y 12 derrotas. El próximo partido que disputarán tendrá lugar el martes 14 de noviembre en el American Airlines Center,  donde recibirán a los San Antonio Spurs. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

DALLAS MAVERICKS 113-99 WASHINGTON WIZARDS



Por Sergi Concha. 

Los Mavs visitaban Washington como el niño que visita casa de su abuela, sabiendo que siempre cae algo. Da igual que hasta ese momento el balance fuese de 1-10, Dallas tiene aura en la Capital. Allí suman ya 9 victorias consecutivas, la mejor racha a domicilio de la franquicia.

El partido dejo claro desde el inicio que los Mavs no llegaban al Capital One Arena a sumar su séptima derrota consecutiva. De entrada, Yogi Ferrell aparecía en el quinteto en detrimento de un Nerlens Noel que apenas disputaría 5 minutos. El salto inicial ganado por Barnes a Gortat ya dejaba claras las intenciones. Luego el show lo puso Junior, su primera canasta un alley-oop marca de la casa, minutos después un tremendo mate al contrataque, ambos con asistencia de un Wesley Matthews que sumó 6 durante el encuentro. 

El primer cuarto fue un homenaje al juego ofensivo por parte de ambos equipos, 70 puntos entre ambos (36 para Dallas) con 9 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias de Junior, John Wall por su parte encendía el duelo de bases con 12 puntos. 

En el segundo cuarto los Mavs ya empezaron a poner tierra de por medio con sus primeras ventajas considerables de 10 puntos o más, cimentados en un Barnes que llegaría al descanso con 16 puntos pese a la insistencia del genial backcourt de los Wizards. El 64-53 con el que se alcanzaba el descanso era todo un bálsamo para los de Carlisle que podían respirar tranquilos durante unos minutos.

El tercer cuarto empezó como un calco del primero, Dennis Smith anotando los 7 primeros puntos del equipo, que obtenían respuestas inmediatas con triples de Markieff Morris (2) y Bradley Beal (1). A 9:34 para finalizar el cuarto Junior ya alcanzaba los 16 puntos y los Mavs mantenían como podían la ventaja gracias al acierto exterior de Matthews, la insistencia de Barnes y la intimidación de Mejri, que acabaría el cuarto con 4 tapones (finalizó con 5). Cerca el final del cuarto Dallas colocaba su máxima ventaja con el 90-74, aunque dos tiros libres de Beal cerraron el cuarto con un +14 esperanzador para los texanos.

El último período fue un reflejo más real de lo que hemos visto de los Mavs hasta la fecha, un parcial de 14-0 para los locales puso el 90-88 en el marcador, y los fantasmas ya llegaban a la Capital. Dallas tardó 3 minutos y medio en estrenar su casillero en el 4Q y ahí volvieron a aparecer Matthews, Mejri y Junior para poner tierra de por medio y devolver una ventaja de 7 puntos que luego Harrison Barnes se encargó de ampliar con un dominio del mid-range excelso. 

Así pues los Mavs lograron alcanzar su segunda derrota en 12 partidos antes de recibir el viernes noche a los Cavs de LeBron, otro equipo que ha empezado muy por debajo de sus expectativas. En Dallas, el dúo Barnes-DSJ se combinó para 53 puntos (20/40 en TC), 17 rebotes y 9 asistencias y Mejri sumó 10 puntos, 10 rebotes y 5 tapones.

El partido nos dejó además algunos datos remarcables: Smith se convirtió en el jugador más joven de la franquicia en lograr un partido de al menos 20 puntos (Nowitzki fue el último). El último jugador en hacer un 31+9 sin llamarse Nowitzki fue Josh Howard en 2008. Mejri se unió a Shawn Bradley y Roy Tarpley como los únicos jugadores en la historia de los Mavs con un partido de 10+10+5 tapones. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

El desastroso inicio de los Mavs levanta muchas cuestiones



Los Dallas Mavericks han vuelto a comenzar la temporada regular con el pie izquierdo. En este caso, y pese a la lesión de Seth Curry y las molestias de Dennis Smith Jr. esto no se corresponde con una sangría de lesiones. El balance 1-7, que a la vista del calendario puede llegar a ser mucho peor, deja tocada ya una temporada que de por sí iba a ser complicada, y levanta algunas cuestiones a las que vamos a tratar de dar respuesta.

¿Qué pasa con Nerlens Noel?

Vamos a dar varias opciones para responder a esta pregunta. 

1. Los Dallas Mavericks lo están poniendo a prueba antes de arriesgarse a comprometer una gran cantidad de dinero con él.

A lo largo de su carrera NBA uno de los puntos negativos en su historial ha sido su supuesta falta de madurez. Hace solamente un año se estaba quejando públicamente por su falta de minutos en los Sixers. Este año, sin embargo, hasta el momento está diciendo todo lo correcto al menos de cara a la galería. Hay un punto de madurez en ello. 

Noel tiene que aprender que debe ganarse esos minutos. La tóxica situación de la que vino en Philadelphia no era la más propicia en términos de vestuario y competitividad, pero los Mavericks quieren hacer bien las cosas. Nerlens tiende a tener errores tontos, por ejemplo al intentar ir a por robos que no son necesarios, y tampoco tiene una fama especial por su ética de trabajo. 

Los Dallas Mavericks quieren que Nerlens aprenda a ser un profesional. Su nuevo agente Rich Paul, quien estaba sentado junto a Mark Cuban durante el partido contra los Sixers de hace unas noches, sabe que cambiar esa percepción que existe sobre él es tan bueno para su carrera como jugar 30 minutos y promediar un doble doble. Las franquicias ya saben que seguramente sea capaz de hacer eso en la pista si le das continuidad, pero quieren ver si también puede ser un profesional fuera de ella. 

Si quieres ganarte la gran cantidad de dinero que pides, tienes que empezar por rebajar los humos y trabajártelo. Por ahora ya ha pasado al quinteto titular. Los Mavs continúan siendo el equipo que más dinero podrá ofrecerle en un verano en el que se prevé que pocas franquicias tendrán espacio salarial como para repartir grandes cantidades. Veremos qué progresos hay en este frente. 

2. No hay nada que hacer. Desde el mismo momento en el que firmó la QO, se acabó su futuro en Dallas.

Los Dallas Mavericks consideran que le hicieron una oferta justa pero que Noel tiene unas expectativas desorbitadas y nada realistas, por lo que no tienen especial interés en ayudar al pívot a que demuestre que merece ese dinero dándole más minutos. 

Y relacionada con esta: 

2.1 Los Mavericks están pensando en DeMarcus Cousins. 

El rumor está en la calle y se escucha por cada esquina de Dallas. Cuando estaba en Sacramento fueron varias las ocasiones en las que preguntaron por él, pero no tenían los activos suficientes para hacer una oferta atractiva. Rick Carlisle habla maravillas de él. Creen que serían capaces de llevarlo por la buena senda y que se centre en lo que sucede en la pista rodeándolo de un entorno positivo. Es un jugador diferencial en los dos lados de la pista y será agente libre el verano que viene. Si la temporada de los Pelicans vuelve a ser un desastre, podría marcharse y Cuban tiene sueños húmedos con un núcleo Dennis - Barnes - Cousins. 

Y sí, volvemos a la historia de siempre. A perseguir agentes libres, cuando los de máximo nivel siempre te han rechazado y te has conformado más o menos con las sobras, cuando Noel es un pívot de futuro más que aceptable. Pero los Mavs llevan tiempo trabajándose a Cousins y a su familia (¿recordáis la firma de su hermano Jaleel Cousins por los Mavericks en octubre del año pasado, tratándolo como un jugador NBA con las mejores atenciones durante unos días, y su paso posterior por los Texas Legends?) y parece que no pueden evitar que les conquiste la fiebre de los agentes libres. 

3. Simplemente, Noel no es tan bueno.

Yo no me alineo con este pensamiento, pero también hay quien opina así. Por todos los puntos fuertes que tiene, especialmente de movilidad, Noel también tiene carencias, como su falta de peso y fuerza contra pívots más pesados, y los errores tontos comentados anteriormente. Es posible que Rick Carlisle piense realmente que Nerlens no es tan bueno como se cree. Es interesante en este sentido lo que comentaban hace unos días en Locked on Mavs: alguien preguntó a Carlisle si creía que sus hombres altos podían abrir la pista lanzando de tres, y el entrenador respondió bromeando "bueno, Nerlens se cree que él puede", haciendo una referencia velada a que siempre está lanzando de tres en los entrenamientos, y no tan velada a que se cree que puede hacer cosas que en realidad no sabe hacer. 

¿Están los Mavs tratando de subir el valor de mercado de Powell? ¿O es solo parte del 'castigo' a Noel?

Tengo mis dudas pero creo que me inclino por pensar que algo de interés por subir su valor existe. Para justificar que tenga más minutos que Noel en este comienzo, Rick Carlisle está alabando su ética de trabajo y su esfuerzo en la pista. Claro mensaje para Nerlens. Pero, para ser realistas, Powell también tenía esas características cuando apenas jugaba durante la temporada pasada. Por su ética de trabajo le dieron el contrato que ahora gasta. 

Un factor clave es su porcentaje de acierto de tres puntos, estando ahora mismo en un 40% de acierto, algo a lo que Carlisle también le da mucha importancia, pero tiene como contrapartida que están machacando a los Mavs en el rebote cuando él está en pista, y no es una presencia intimidante en la pista.

Entre el triple y otras facetas se ve algo de evolución en Powell. Eso es algo positivo y que no se apreció el año pasado. Ahora solo falta que empiece a mejorar también en defensa y rebote para empezar a justificar su contrato... o para que a otra franquicia le merezca la pena recibirlo en un traspaso. 

¿Debemos preocuparnos por la rodilla de Dennis Smith Jr.?

La respuesta corta es sí. Tampoco deben saltar las alarmas ni tener problemas para conciliar el sueño, pero sus molestias en la rodilla deben preocupar a cualquier Mavsoquista. Como alguien que ha sido operado también del ligamento cruzado anterior, es habitual que incluso años después de la operación haya momentos de inflamación especialmente cuanta más actividad se tiene. La diferencia es que yo estoy tranquilamente escribiendo esto en mi habitación o a escondidas en el trabajo, y en él hay puestas las esperanzas de miles de personas y una inversión de millones de dólares. 

Los Mavericks tendrán que ser precavidos con Dennis Smith esta temporada, y estamos viendo que lo serán, parando a la mínima ocasión en la que haya dudas. Él va a querer jugar por encima de todo, pero hay que tener perspectiva y saber que esta temporada no tiene sentido alguno arriesgarse. 

¿Deben los Mavs hacer algún movimiento en forma de traspaso? ¿Qué va a pasar con Wes Matthews?

Paciencia. Aquí ya hemos explicado que los Dallas Mavericks están en una posición casi inmejorable para hacer un traspaso este año, más con el espacio salarial que aún poseen, pero el mercado no empieza a calentarse hasta diciembre. Si me preguntáis específicamente por Eric Bledsoe, no creo que interese en la franquicia. Por un lado, ocupa el mismo puesto que la gran apuesta, Dennis Smith Jr. Por otro, tiene otro año más de contrato, con lo cual comería espacio salarial de cara al próximo verano. 

No, si los Mavericks hacen un traspaso esta temporada lo más probable es que sea buscando rondas o jugadores jóvenes a cambio de facilitar un traspaso entre otros equipos o de liberar a alguien de salario muerto. Si se pone una estrella a tiro que tenga cotrato para algunos años más quizás se lo piensen. Pero no deben ir a por jugadores a corto plazo sino a por piezas de futuro, y creo que lo tienen bastante claro. 

Si existe la posibilidad también se deberían plantear traspasar a Wes Matthews y Dwight Powell, pero parece poco probable que exista interés ahora mismo a sus respectivos precios. Lo interesante va a llegar en verano con la decisión de Wes de hacer efectiva o no su player option por $18,622,514. Si cree que puede conseguir un contrato igual o superior se convertirá en agente libre y todos contentos, porque no creo que en Dallas se lo den. Si por el contrario acepta esa opción y se queda un año más para ser agente libre en 2019 con casi 33 años, ¿a qué tipo de contrato podría aspirar ese verano? En mi opinión a un par de años por la mid exception de un contender. Eso serían unos $18 millones por dos temporadas, $27 millones por tres. De forma realista no creo que aspire a más, no al nivel que hemos visto, y aunque él es una persona orgullosa, su agente haría bien en explicárselo. 

Bien, cogiendo esas cifras tenemos que a lo máximo que puede aspirar Wes son unos 37 millones en 3 años (los 18.6 + 2 años por la MID) o unos 46 millones en 4 años (los 18.6 + 3 años por la MID). Si los Mavs quieren liberar algo de dinero para el verano que viene y de verdad valoran tanto a Wes como dicen por su presencia en el vestuario, deberían hacerle la siguiente proposición: ¿qué tal si te sales del contrato este verano y te renovamos por 37 millones en 3 años o por 46 millones en 4 años? 

Sé lo que dirán algunos: ¿Wes por tres o cuatro años más? Ni de coña, prefiero un año más a 18.6 y decirle adiós, y puede que tengan razón (solo que... ¿seguro que le diríamos adiós?). En realidad en el primero de los casos sería "solo" por dos años más de lo acordado en principio, tres años más en el segundo de los casos, y a un precio bastante reducido. No sería el Wes de 18 millones actual, sino que su salario bajaría a una media de 12 millones anuales, acercándose más a los 10 en la primera temporada. ¿Wes por 10-12 millones? Ahí ya podemos hablar, y también sería un precio más apetecible en caso de traspaso. Llegar a un acuerdo de este tipo con Matthews liberaría cerca de $8 millones en el verano de 2018, como extra. Pero debe ser algo que le merezca la pena firmar, y creo que esa proposición tendría sentido para ambas partes. La posibilidad debería estar encima de la mesa. 

Como añadido, creo que deberían traspasar a Salah Mejri. Hace unos días el tunecino declaró públicamente que no entendía por qué tenía tan pocos minutos, y hasta cierto punto es comprensible su queja. En verano será agente libre, con la posibilidad de hacerlo restringido, pero no tiene pinta de que quiera seguir en Dallas o de que los Mavs quieran invertir una cantidad más alta que el mínimo en él teniendo a Jeff Withey atado por el mínimo si así lo quieren. Salah tiene 31 años y no va a ser una pieza en el futuro de los Mavericks. Sin embargo, ofrece una protección de aro que puede ser muy útil para cualquier equipo de Playoffs. Yo intentaría sacar una segunda ronda por él antes que mantenerlo a disgusto y que se vaya sin más en verano. 

¿Están los Dallas Mavericks tankeando?

No lo creo. El año pasado no lo hicieron hasta abril y esta temporada probablemente pase lo mismo. Este desastre de 1-7 inicial responde a un factor de calendario, con el más complicado de la NBA en el primer mes de competición (y sigue a este nivel hasta el final de noviembre) y a no haber hecho los deberes en los dos primeros encuentros. Atlanta y Sacramento solo han ganado un partido por ahora, y ambos lo han hecho en Dallas. Los Mavs deberían haber ganado esos dos partidos y estar con un balance más digno de 3-5. El último partido de Utah, en el que se intentó ganar jugando con los veteranos por encima de los jóvenes, es un claro ejemplo de que se está intentando ganar. Simplemente, no da para ello y por eso es importante también tratar de añadir otro jugador de potencial similar al de Junior en el próximo Draft. 

Esta temporada pinta exactamente igual que la anterior. ¿Cómo podemos sobrevivir a dos años así seguidos?

Una vez pase el mes de noviembre los Dallas Mavericks empezarán a ganar partidos. Quizás no para que los más optimistas lleguen a hacerse ilusiones con los Playoffs, pero sí como para ser mejores que al menos otros 5, 6 o 7 equipos mínimo. El año pasado ya fue duro estar en tierra de nadie. ¿Cómo sobrevivir cuando ni siquiera estamos en noviembre? 

La respuesta es intentar disfrutar de lo que nos queda de Dirk, centrarse en los progresos de los jóvenes y pensar en el futuro. Luka Doncic sigue maravillando y los proyectos NCAA empiezan su temporada ahora en noviembre. Pensando en ellos te olvidas durante un rato del presente. Esto va a ser largo, pero hay recompensa al final del camino. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----