#DMavsDraft: Los inalcanzables



A menos de un mes para la celebración del Draft 2017 de la NBA, comenzamos nuestro análisis de los candidatos a ser seleccionados con el pick 9 de los Dallas Mavericks. Pero antes de entrar en las opciones realistas, conviene también hacer un repaso a aquellos jugadores que, a priori, van a quedar totalmente fuera del rango de los Mavs: los inalcanzables. 

1. Markelle Fultz

Hasta la fecha, el candidato casi unánime para ser el número uno del Draft. No será seguro 100% hasta el último momento porque Danny Ainge tiende a salirse del guion, y un traspaso del pick siempre es una posibilidad, pero todo lo que sea Fultz saliendo en un puesto diferente al 1 será una sorpresa. Se trata de un base explosivo y muy potente físicamente, con un gran instinto anotador pero también con potencial defensivo, y con buenos porcentajes de triple en su última campaña (41.3%). Su mayor punto negro en su año universitario fue el rendimiento de su equipo, que quedó muy lejos de los mejores, pero ni las condiciones ni los compañeros le acompañaron realmente en Washington. 



2. Lonzo Ball

El nuevo gran producto mediático parece haber nacido para jugar en Los Angeles Lakers, y habrá que ver si Magic Johnson cumple la profecía y le vemos con la gorra amarilla en la noche del Draft. Ball probablemente sea el jugador con mejor visión de juego. El más espectacular en sus pases y el que tenga más sentido del Showtime. A eso se suma su gran tamaño y sus excelentes porcentajes de lanzamiento, pero también tiene algunos elementos preocupantes, como su falta de potencia en el primer paso, que le puede causar problemas en la NBA para llegar a la zona, o su extraña mecánica de lanzamiento. El punto en el que suelta el balón es bajo y a la altura del lado izquierdo de la cabeza, algo que pueden aprovechar las defensas. Pero cuando sale con el balón en transición es tal maravilla que todo lo demás pasa a un segundo plano. 



3. Josh Jackson

Mejor two-way player de todo el Draft y principal amenaza para Ball en el segundo puesto. Por sus cualidades físicas muchos analistas lo han comparado con Andrew Wiggins, pero da la impresión de que Josh Jackson puede llegar incluso más preparado para la NBA que el alero de los Wolves, con un lanzamiento más fiable (aunque a rachas aún), más efectivo en defensa y con una cualidad que muchos no ven aún en Wiggins: fiereza y competitividad máxima. Como carencias, una mecánica de lanzamiento inconsistente, que cambia prácticamente en cada lanzamiento, y problemas para anotar en lanzamientos tras bote.  



4. Jayson Tatum

El alero de Duke aprovechó la lesión y posterior bajo rendimiento de Harry Giles, quien apuntaba a estrella del equipo junto a él, para confirmarse como verdadera opción de alero de futuro en la NBA. Mide 6,8 pies, su envergadura casi roza los 7 pies, y su físico apunta a que tiene mimbres para ser una bestia atlética de aquí a unos años. En la universidad quizás haya abusado mucho de los aclarados, en los cuales obtenía ventaja por su físico y velocidad superior, ventajas que probablemente no tenga en la NBA. Pero sus características apuntan a que podría ser utilizado como 3 o 4, y en defensa se ve potencial aunque aún no haya demostrado ser un buen defensor. 


Estos son los jugadores que consideramos que estarán sí o sí fuera del alcance de los Dallas Mavericks. Hay otros que probablemente también vayan a estarlo casi seguro, pero del puesto 4 hacia abajo todo está en el aire y siempre se producen sorpresas, con jugadores que caen o suben más de lo esperado, o incluso posibles traspasos para subir posiciones. Por eso en siguientes entregas ya trataremos a los jugadores de una forma más individual y pormenorizada.  
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

El plan Liggins



El pasado 11 de abril los Dallas Mavericks sorprendieron al reclamar al escolta DeAndre Liggins, que había sido cortado días antes por los Cleveland Cavaliers, cuando solo quedaba ya un partido de temporada regular, y con contrato también para la temporada 2017-18. Los Mavs pudieron probarlo en su plantilla en esos últimos días, y jugó 25 minutos en el último encuentro, pero la intención tras el movimiento pudo haber sido otra.

Podría haber sido devolver algún tipo de favor a los Cavs, a quienes ahorraron una buena cantidad de dinero (más de dos millones teniendo en cuenta el impuesto de lujo), pero ya se hizo bastante favor dejando marchar a Deron Williams libre para que recalara allí. Podría haber sido porque se necesitaba un jugador más para el último partido, pero cualquier D-Leaguer más joven (Liggins tiene 29 años) podría haber cumplido esa misma función.

Si nos fijamos en el contrato de Liggins, de $1,015,696 en la temporada que termina y $1,577,230 en la que viene, solo apenas $27,000 están garantizados. Esto lo convierte en un pequeño ‘trade chip’ que, como vamos a ver, puede tener mucha utilidad en la noche del Draft. 

Lo primero que debemos hacer es recordar que a partir de la entrada en vigor del nuevo convenio el 1 de julio, se acabarán las ventajas de estos contratos no garantizados. A partir de ahora, cuando se produzca un traspaso el valor del jugador corresponderá a la parte garantizada de su salario, eliminando así estos trade chips que tanto gustaba crear a los Mavs y que en su día convirtieron a un Erick Dampier en un Tyson Chandler y un anillo. Por lo tanto, para aprovechar su contrato no garantizado, un traspaso con Liggins o Devin Harris ($4,4 millones la temporada que viene, solo $1,3 garantizados) debe producirse en la noche del Draft. Este Draft supondrá la última oportunidad para utilizar este truco.

La siguiente cuestión es que Liggins, por sí solo, no es suficiente para obtener demasiado salario a cambio. Los Mavs tienen dos trade exceptions que podrían utilizar de forma similar para obtener un jugador a cambio de nada (una de $1,5 millones y otra de $6,6 millones), pero la verdadera utilidad de Liggins se ve cuando se suma a los contratos de otros jugadores de los Mavs.

Pongamos que Dallas junta esos dos contratos no garantizados, Liggins + Harris, y además añade un mínimo como el de A.J. Hammons o Salah Mejri. En ese caso, el contrato que reciban los Mavs a cambio podría llegar hasta casi los $8 millones. No es mucho, pero es un escenario en el que se ofrece alivio salarial inmediato a la otra parte (convertir esos ocho millones en menos de dos al momento) y que puede ayudar a equipos que seguramente estén en el lujo la temporada que viene, como Portland (Aminu o Ed Davis cuadran aquí) o Toronto (Cory Joseph siendo lo que más podría encajar). Los Blazers, además, cuentan con tres primeras rondas en este Draft y parece evidente que necesitan deshacerse de algunos salarios.

Pero es cuando juntas los contratos de Liggins y de Dwight Powell cuando el tema se pone realmente interesante. Entre ambos suman $9,390,696 en salarios, lo cual en la noche del Draft permite recibir $14,186,044 a cambio (por $12,662,500 si es solo Powell). Entre esas dos cantidades hay dos nombres que pueden resultar más que interesantes: Ricky Rubio ($13,550,000) y Eric Bledsoe ($14,000,000), objetivos que no serían posibles solo con Powell pero que sí que lo son añadiendo a Liggins. Otros nombres en ese mismo rango de salarios son Michael Kidd-Gilchrist, Rudy Gay o Thaddeus Young, pero Rubio y Bledsoe son los que más sentido podrían tener.

Durante las últimas semanas los Mavs han filtrado que no ven a Rubio como un objetivo a no ser que Minnesota lo traspase muy por debajo de su valor. En cierta medida ya estaban dispuestos a hacerlo cuando lo ofrecieron a los New York Knicks a cambio de Derrick Rose, y ahora contarán con un pick 7 del Draft en el que también podrían elegir un base si fuese necesario. Powell les daría profundidad interior, pero lo que puede resultar más importante es que liberarían más de 5 millones anuales teniendo que pagar el verano que viene a Wiggins y LaVine y a Anthony-Town en un futuro próximo. Y el límite salarial, como vamos a ver ya este mismo verano, va a dejar de crecer al ritmo de los dos últimos años. Si Powell + Liggins es el precio, Dallas estará al teléfono.

(Rubio, por cierto, ha cambiado de agente recientemente. Pasa de un amigo de los Mavs, Dan Fegan, despedido hace un par de meses de su agencia, a otro amigo de los Mavs, Jeff Schwartz, representante de Harrison Barnes, Devin Harris, Tyson Chandler, Jason Kidd, Richard Jefferson, Charlie Villanueva o Deron Williams).

Lo mismo sucede con Eric Bledsoe, quien ha tenido temporadas a niveles muy altos, pero siempre ha estado mermado por las lesiones. Tanto Rubio (26) como Bledsoe (27) entrarían dentro del rejuvenecimiento de los Mavs, son relativamente baratos para los precios que se están pagando hoy en día, y permitirían elegir en el puesto 9 del Draft sin un agujero tan claro que llenar, pudiendo seleccionar al mejor jugador disponible independientemente de la posición. Puede que Wolves y Suns tengan mejores ofertas o, vista la falta de interés en los últimos mercados, puede que no.

Las posibilidades, claro, no se reducen solo a esas. Si juntas los dos packs que hemos comentado en uno solo (Powell + Harris + Liggins) que aúna alivio salarial con un interior joven, puedes llegar a recibir $18,6 millones, acercándote a los $20 millones si sumas algún mínimo, pero dejaremos que sea el resto de Mavsoquistas quienes sigan especulando y jugando con el trade machine.

Los Dallas Mavericks ven también a DeAndre Liggins como un posible jugador de rotación en caso de que Wesley Matthews sea traspasado, porque sí, esa es una posibilidad, pero de la cual hablaremos otro día. Por ahora la conclusión es que Liggins es un comodín para un posible traspaso, y uno que sale prácticamente gratis a los Mavs. Puede que tengan algún movimiento en mente, puede que no; puede que se llegue a producir un traspaso que su contrato permita completar, puede que no. Pero, por si es necesario, los Mavericks  pusieron en marcha el plan Liggins meses antes de cualquier cosa que pueda suceder.  
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

¿Qué se ha elegido históricamente con el pick 9 del Draft?



Por primera vez desde los años 90, los Dallas Mavericks tendrán un pick propio en el top 10 del Draft de la NBA. Se trata de un pick 9 que, si bien queda lejos de los puestos de honor donde saldrán los Fultz o Ball, puede traer también a un muy buen jugador en un Draft que se supone que es uno de los más profundos en cuanto a talento de primera línea de las últimas dos décadas.

Elegir en el puesto 9 significa que hay margen de maniobra y de elección, pero también que serán otras franquicias las que te quiten buena parte del trabajo de decisión eligiendo a otros jugadores antes. Los Dallas Mavericks realizarán el análisis más exhaustivo posible de los mejores jugadores, seguramente tengan preparado hasta un top 20 de contingencia (siempre es posible un traspaso para subir o bajar puestos), y después tocará esperar a ver qué eligen los 8 de delante.

Por supuesto, aquí haremos un análisis de los posibles candidatos, de sus puntos fuertes y débiles y de las posibilidades que hay de que lleguen al pick 9, pero antes conviene echar un vistazo también al pasado para ver que es posible conseguir grandes jugadores en esta posición con trabajo y un poco de suerte.

A continuación viene una relación de jugadores elegidos en el pick 9 durante las últimas cuatro décadas, destacando y comentando algunos casos concretos (en negrita aquellos que han sido All-Stars, en azul desastres totales. Si no tienen color especial, tuvieron una carrera decente).

2010’s
2016 Jakob Poeltl, Utah – Toronto Raptors
2015 Frank Kaminsky, Wisconsin – Charlotte Hornets
2014 Noah Vonleh, Indiana – Charlotte Hornets
2013 Trey Burke, Michigan – Minnesota Timberwolves
2012 Andre Drummond, Connecticut – Detroit Pistons
2011 Kemba Walker, Connecticut – Charlotte Bobcats
2010 Gordon Hayward, Butler – Utah Jazz. Uno de los agentes libres más jugosos del próximo verano.

2000’s
2009 DeMar DeRozan, USC – Toronto Raptors
2008 D.J. Augustin, Texas – Charlotte Bobcats
2007 Joakim Noah, Florida – Chicago Bulls. Mejor jugador defensivo en 2014.
2006 Patrick O’Bryant, Bradley – Golden State Warriors
2005 Ike Diogu, Arizona State – Golden State Warriors
2004 Andre Iguodala, Arizona – Philadelphia 76ers. MVP de las Finales de 2015.
2003 Mike Sweetney, Georgetown – New York Knicks
2002 Amare Stoudemire, Cypress Creek HS (Fla.) – Phoenix Suns
2001 Rodney White, UNC-Charlotte – Detroit Pistons
2000 Joel Przybilla, Minnesota – Houston Rockets

1990’s
1999 Shawn Marion, UNLV – Phoenix Suns
1998 Dirk Nowitzki, Germany – Milwaukee Bucks. Un espigado alemán que ha metido algunas canastas aquí y allá.
1997 Tracy McGrady, Mount Zion Christian Academy (N.C.) – Toronto Raptors. Reciente Hall of Famer.
1996 Samaki Walker, Louisville – Dallas Mavericks
1995 Ed O’Bannon, UCLA – New Jersey Nets
1994 Eric Montross, North Carolina – Boston Celtics
1993 Rodney Rogers, Wake Forest – Denver Nuggets. Mejor 6º hombre en el 2000.
1992 Clarence Weatherspoon, Southern Mississippi – Philadelphia 76ers
1991 Stacey Augmon, UNLV – Atlanta Hawks
1990 Willie Burton, Minnesota – Miami HEAT

1980’s
1989 Tom Hammonds, Georgia Tech – Washington Bullets
1988 Rony Seikaly, Syracuse – Miami HEAT
1987 Derrick McKey, Alabama – Seattle Supersonics. En dos ocasiones en el Segundo major quintet defensive de la NBA.
1986 Brad Sellers, Ohio State – Chicago Bulls
1985 Charles Oakley, Virginia Union – Cleveland Cavaliers. All Star y mejor quinteto defensivo en 1994.
1984 Otis Thorpe, Providence – Kansas City Kings
1983 Dale Ellis, Tennessee – Dallas Mavericks. No duró mucho en Dallas, pero terminó siendo All Star, apareció en un tercer mejor quinteto de la temporada y ganó un concurso de triples.
1982 Cliff Levingston, Wichita State – Detroit Pistons.
1981 Rolando Blackman, Kansas State – Dallas Mavericks. Leyenda de los Dallas Mavericks.
1980 Michael Brooks, La Salle – San Diego Clippers.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Los Dallas Mavericks no tienen suerte en la Lotería y elegirán en el puesto 9



No hubo suerte, los Dallas Mavericks se quedaron donde estaban y elegirán con el pick 9 del próximo Draft. Los afortunados de la Lotería del Draft fueron los Celtics, que se llevaron el 1; los Lakers, que mantuvieron su pick y se llevaron el 2; y los Sixers, que a través de su derecho de intercambiar picks con los Sacramento Kings, tendrán el 3 (que salta desde el 8º puesto). 

Dejando a un lado mi rabia inicial porque LOS MAVS PODRÍAN HABER TERMINADO EMPATADOS CON EL MISMO 8º PUESTO QUE HA SUBIDO AL PICK 3 OH DIOS, OH DIOS, POR QUÉ, POR QUÉ TUVIMOS QUE GANAR A MEMPHIS, lo cierto es que nunca sabríamos si la combinación que salió habría pertenecido a Dallas o a Sacramento (se habrían repartido el mismo número de probabilidades entre ambos), y en el pick 9 los Mavs van a tener una buena cantidad de talento disponible aún. 

Así lo entiende por ejemplo Rick Carlisle, quien habló sobre la profundidad de talento en los puestos de lotería hace unas semanas. 

"Es profundo, hay 13 o 14 chicos que van a ayudar legítimamente a sus equipos de inmediato, y no solo a malos equipos, también a buenos", dijo Carlisle. "Es un buen año para estar en el top 10 y lo aprovecharemos. Hay un montón de trabajo que hacer aún antes del Draft. 

Trabajo como el que está haciendo estos días Donnie Nelson visitando a Frank Ntilikina en Francia (quien parece objetivo claro de los Knicks en el pick 8, por cierto). 

"Es genial, es el tipo de presión que quieres, una oportunidad. Y sabemos que es importante", prosiguió Carlisle sobre el Draft. "Ni siquiera hemos estado en la mitad de la primera ronda muchas veces, Justin Anderson fue un 21, no se acerca a eso. Y ahora tenemos el 9, eso es genial, debería haber motivos para el optimismo. No es como otros años en los que tienes dos o tres jugadores que son claramente buenos y del resto no estás tan seguro: este año puedes meter a esos 13 o 14 en un cubo y sacar a cualquiera. Es muy profundo". 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Donnie Nelson visitará a Frank Ntilikina en Francia



Faltan menos de seis semanas para el Draft de la NBA, y los Dallas Mavericks ya están a pleno funcionamiento para recabar la mayor información posible de todos los candidatos de cara a la selección de rookies. 

Dentro de aquellos llamados a salir en el top 10, Frank Ntilikina seguramente sea la mayor incógnita. El base francés no domina en Europa ni sus números son nada del otro mundo, pero no cumple 19 años hasta julio, sus armas físicas son prometedoras y sus instintos han llamado la atención de los scouts NBA desde hace más de un año. 

La LNB francesa está llegando al final de su fase regular, y los Playoffs empiezan dentro de un par de semanas. Los ojeadores apuran las últimas oportunidades para ver a Ntilikina en juego antes del Draft, y los Dallas Mavericks no van a ser menos, con Donnie Nelson y Tony Ronzone (director de personal) asegurándose ya sus pases. 


El Strasbourg, donde juega el base, se encuentra en estos momentos como cuarto clasificado, e intentará avanzar y luchar por el campeonato. Esto podría retrasar la llegada de Ntilikina a Estados Unidos para realizar entrenamientos privados o incluso evitarlo totalmente si llegasen a clasificarse para la final, cuyo hipotético quinto partido sería el 24 de junio. Nelson y Ronzone aprovecharán el viaje para ver sus cualidades en persona, pero también para conocer al jugador, su entorno y recabar la mayor cantidad de información posible sobre él. Desde el principio de la temporada se ha especulado con que existe un fuerte interés de los Mavs por el francés, y también ha salido el mismo cotilleo en las últimas semanas con Kings y Knicks.

Este no será el único viaje de los Mavericks a Europa. Según Eddie Sefko, habrá un segundo viaje ya entrado el mes de junio, con las posibilidades de ver de nuevo a Ntilikina y ojear o conocer también a otros proyectos como Isaiah Hartenstein, Anzejs Pasecniks, Jonathan Jeanne o Rodions Kurucs. 

Pero antes, Nelson, Ronzone, Michael Finley y Rick Carlisle entre otros están teniendo una semana muy entretenida en el Draft Combine de Chicago, en el cual no participan la mayoría de proyectos top 10 del Draft, pero sí que han aprovechado para entrevistarse con al menos dos decenas de jugadores incluidos Justin Patton, Jonathan Motley, Semi Ojeleye, Dwayne Bacon o Josh Hart. Ninguno de ellos será considerado realmente para una elección top 10, pero los Mavs están haciendo los deberes por si los trades. 

En la noche del próximo martes al miércoles se celebrará la lotería del Draft, en la que Michael Finley representará a la franquicia.

En otro orden de cosas, parece que ya hay una firma para la Summer League y potencialmente para el training camp.


Si jugador chino se ganase el puesto, Nelson cree que sería candidato para ocupar uno de los dos contratos NBA - D-League que se implementarán con el nuevo convenio. Veremos si pasa de movimiento de marketing para el mercado chino. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----